Gatos de despenseros
Gatos de despenseros

Un golpe mortal a la moral del país ha sido la revelación del festival de vacunados que, utilizando el privilegio de sus cargos, se saltaron la cola y pisotearon al resto, mintiéndole al país y burlándose del dolor de millones. 470 nombres de funcionarios, empresarios y hasta un nuncio, encabezados por Vizcarra y Mazzetti que tienen el filo de un puñal en la espalda. El daño hecho por Germán Málaga, el científico que tiene a su cargo los ensayos clínicos a los 12 mil voluntarios, es incalculable, aunque debemos hacer lo posible por preservar el sacrificio y la solidaridad de estos peruanos que, sin intereses subalternos, se sometieron a las reglas de un experimento científico, sin saber hasta ahora si recibieron placebo o vacuna. Escuchando a Málaga ensayando respuestas sobre los criterios para vacunar a este grupo secreto, donde se incluye hasta el dueño de un chifa, la sensación que nos queda es que ni siquiera se dan cuenta del daño a los sentimientos éticos nacionales, sin hablar de responsabilidades legales, en medio de tantos muertos, incluso dentro de su propio gremio. ¡Así no son las cosas, doctor Málaga!

La comisión Carbone debe ser célere y drástica en que se sepa la verdad. Que se conozca si hay otros que recibieron irregularmente “la candidata a vacuna” que recién tuvo autorización en enero, además de una severa sanción por introducir “variantes” en el protocolo del ensayo colocándoles a algunos (el mismo Málaga y Blume entre los tantos) tres dosis, cuando a todas luces fue un procedimiento ilegal, por decir lo menos. Pero en la otra orilla, la del Congreso, donde hay de todo menos autoridad para investigar, no dejemos de estar atentos a las movidas de aquellos que lo único que quieren es venganza e inestabilidad. Poner a los Alarcón, los Luna, los Vega a investigar qué pasó en el llamado Vacunagate es como poner a un gato de despensero. Ojo, aún hay congresistas que no han declarado bajo juramento que no recibieron vacunas. Investigación y castigo, sí, pero promover movidas que no garanticen la gobernabilidad o las elecciones, de ninguna manera.

TAGS RELACIONADOS