La gastronomía brasileña, como la peruana y la mexicana, es un universo entero. Y, así como México no es solo tacos ni el Perú solo cebiches, Brasil no solo es feijoada.

Su tradición es muy rica, y sus ingredientes, diversos. No en vano, uno de los mejores cocineros del orbe, Álex Atala, es brasileño y, desde DOM, su restaurante, el cuarto mejor del mundo, hace vanguardia dándole valor agregado, recuperando y hasta redescubriendo la despensa amazónica.

Por eso, la visita de los cocineros Rubens Gonzalo Diniz Alves y Vitor Leocadio Da Silva resulta pertinente para ver cuál es el camino de la gastronomía carioca actual. Si bien no hacen vanguardia, desde el Sheraton de Río están obligados a satisfacer los paladares de sus cosmopolitas visitantes. En el Westin ofrecerán una picanha gaúcha, la moqueca baiana, la casquinha de siri catado, el pollo con piña grillado; ensaladas diversas, como la de calamares, la de camote con camarones; guarniciones como el arroz mineiro y la clásica feijoada. En cuanto a los postres, habrá cocadas, dulce de membrillo, brigadeiro, frutas de la estación y, de yapa, caipirinhas 'a la peruana'.