No quiso responder agravios. (USI)
No quiso responder agravios. (USI)

Acompañado por 12 exministros de Estado de su segunda administración, el expresidente Alan García Pérez se puso a disposición del Gobierno para dialogar y formular propuestas que permitan que el Perú "se mantenga en el sitial que lo convirtió en país ejemplar de crecimiento económico, reducción de la pobreza y mayor justicia social".

En tono conciliador, García aclaró que esta voluntad de diálogo no conlleva condicionamientos, y dijo que ese es el papel que tiene que cumplir un partido que no debe restringirse a los procesos electorales. "Nada se pide, nada se exige, solo queremos que nuestro país mantenga la velocidad y condición de nación ejemplar. Para agravios no hay tiempo, para adjetivos no es el momento", subrayó. Añadió que si el premier Juan Jiménez encabeza el diálogo, el Apra participará "con modestia y sin ninguna contraprestación".