Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Cristóbal De Col,TablistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Acaba de ganar la medalla de bronce en el Mundial de Tabla desarrollado en Panamá. A sus 19 años, Cristóbal de Col es una realidad del surf peruano. Su techo es altísimo y se tiene confianza: está seguro de que será el mejor tablista del mundo. Talento tiene.

Tu papá, Titi de Col, es un gran tablista. ¿Qué dijo cuando se enteró de que habías ganado una medalla de bronce?Está recontra orgulloso y feliz por este resultado. Durante los últimos meses, los resultados no se me estaban dando, pero en el mundial, en Panamá, me volví a encontrar conmigo mismo.

¿Quién manda: el mar o el tablista?Lo que hay es una conexión entre el mar y el hombre. El mar, como nosotros, es un ser vivo, y hay que tener una relación estrecha con él. Para que uno tenga una buena performance, deben confluir varios factores: buenas olas, buen estado de ánimo, motivación; todo está en la mente.

¿Qué tan fuerte eres mentalmente?Desde hace algunos años hago meditación. Lo hice por mí mismo, por mi vida. Empecé en un momento en que me cuestionaba mi vocación de tablista, no quería correr, estaba saturado. Empecé a meditar pues era consciente de que lo que más me gusta en la vida es correr olas. Desde entonces, la meditación me ayuda en la tabla y en la vida.

¿La meditación te ayudó a lograr buenos resultados?Me ayuda a estar feliz todos los días, y si estás feliz empiezas a obtener resultados, a ganar medallas. Como mi padre, soy competitivo, pero hay que buscar el balance. Recuerdo que él, quien me enseñó a correr olas cuando yo tenía tres años, siempre insistía en que debía encontrar el punto medio: disfrutar del mar y buscar resultados. No es fácil.

Los buenos resultados ayudan a afirmar una vocación. Felizmente, tu carrera ha estado llena de ellos…Hay un montón de gente con talento, pero este no basta. También hay que tener voluntad: si quieres, lo logras. Hay que querer, querer y querer. Felizmente corro porque me gusta, pero también encuentro motivación en mi familia. Y tampoco olvido a mis auspiciadores: Red Bull, Movistar, Oakley, porque gracias a ellos puedo viajar por el mundo y competir tranquilo, preocupándome solo en dar lo mejor de mí.

Ya eres campeón mundial…Bueno, en el campeonato mundial que se desarrolló en Perú salimos primeros, pero también he sido campeón mundial junior. En el de adultos gané en individuales y también por equipos. Y acabo de ser tercero en la categoría Open, donde compiten los mejores.

Con lo ganado podemos decir que ya eres mejor tablista que tu padre…Mi papá es un tablista alucinante: a muchos de los mejores, incluso más jóvenes que él, los rompe… a veces hasta a mí me rompe (ríe). Yo soy un tablista más radical, pero él es más sólido… hay muchas cosas que aún me faltan aprender de él.

A los 12 años, tú ya les habías ganado a Gabriel Villarán y a Javier Swayne, ¿no?Sí, y también a mi papá, a todos en la misma serie (ríe).

¿Cómo está tu ego?Los resultados no han cambiado mi forma de ser. No me aferro a ellos porque, como te dije antes, lo importante es estar a gusto con lo que uno hace. Cuando me paro en una ola siento que el mar y yo somos uno, no tengo miedo, todo es en mí full confianza.

A tus 19 años incluso tienes un récord Guinness…Soy la persona que más maniobras ha realizado sobre una ola.Fue el año pasado, en Chicama (Trujillo), que tiene la ola más larga del mundo. Fue desgastante, casi me desmayo, las piernas no me daban –necesitaba unas piernas de futbolista (ríe)–, pero me mentalicé muy bien e hice 37 maniobras en una sola ola.

¿Eres cerebral o pasional?Pasional. La verdad, influye en mí mucho el entorno. Por eso, si me siento cómodo, fluyo. Ojo, pasional no significa picón, y dejo todo en el mar, no llevo las rivalidades fuera. Y también soy capaz de sacrificarme por el equipo, como hice cuando ganamos el título mundial acá.

¿Te sientes mejor compitiendo por ti o por el Perú?Cuando compites por Perú sientes todo el respaldo de toda la gente atrás. Y, créeme, las cosas convergen: necesitas una ola y esta llega, necesitas más fuerza y esta llega. Además, este país es milenario en deportes marinos: desde antes de los incas, en la época precolombina, ya se corría olas en los caballitos de totora.

¿Cuándo serás el mejor tablista del mundo?Estoy agarrando cada día más confianza. El año pasado hice por primera vez el circuito WQS, y este año trataré de mejorar mi ubicación: estoy en el puesto 130. La idea es terminar el año dentro de los cien mejores. Kelly Slater, el viejo ese, sigue siendo el mejor (ríe), pero mi maratón ya empezó y, en cualquier momento, Slater puede caer. Yo no quiero ser como él; yo quiero ser como Cristóbal de Col.

AUTOFICHA

- Antes que racional, mi surf es pasional, me gustan las olas grandes, las grandes maniobras. Tengo un récord Guinness. Mis olas favoritas están en Cabo Blanco.

- En el campeonato de Panamá corrí dándole la espalda a la ola pues estoy acostumbrado a correr olas izquierdas, y las de allá son derechas.

- Tenemos un equipazo de surf, por eso fuimos campeones del mundo y, hace poco, en Panamá, terceros. Destacan Miguel Tudela, Álvaro Malpartida, Villarán.