[Opinión] Gabriel Ortiz de Zevallos: ¿Quién gana y quién pierde con el fallo obtenido por Acuña? (GEC)
[Opinión] Gabriel Ortiz de Zevallos: ¿Quién gana y quién pierde con el fallo obtenido por Acuña? (GEC)

Desde un ángulo reputacional, Acuña pierde con el fallo judicial a su favor. Ha ampliado la lectoría de Plata como cancha y su mala imagen. Los números lo demuestran.

El fallo contra Christopher Acosta y Jerónimo Pimentel es una aberración, como han señalado varios expertos en el tema. . Si no se pudiera citar a terceros, un periodista con la primicia de una declaración de Maiman sobre Toledo, Nava sobre García o del ex comandante del Ejército José Vizcarra sobre Pacheco, no podría publicar nada. Si la persona afectada considera que ha sido difamado debe demandar a la fuente citada, no al periodista ni a la editorial. Además, como dicen, y , quienes participan en política enfrentan una limitación a sus derechos a la privacidad, dado el interés público de los ciudadanos de conocer a fondo a quienes pretenden gobernarlos.

Con precisión quirúrgica en sus títulos, Mirko Lauer () y Fernando Vivas () señalaron ayer en sus columnas que es un triunfo pírrico. La sentencia ha conseguido exactamente lo contrario de lo que quería: más lectores de Plata como cancha y quienes no lo lean se quedarán con una mala impresión. Ayer, en una de las librerías de Lima, se vendió el 30% de lo vendido en todo 2021. Está en marcha una reimpresión y el pdf pirata ya se vende en Mercado Libre.

Solo en Twitter, entre el martes y ayer, hubo 6 mil tuits originales sobre el tema, que generaron 32,7 mil comentarios y 160 mil retuits. Hubo 36,3 mil cuentas diferentes que tuitearon posts propios, retuitearon o comentaron tuits de otros. Se llegó a 196,3 mil usuarios (14 veces el tiraje a la fecha) con un alcance potencial que se mide ya en decenas de millones, pero que es siempre una cifra más imprecisa de interpretar.

Si se considera solo las noticias publicadas en ediciones web de medios nacionales, y se cuenta solo a la gente que puso like, comentó o compartió esas notas, equivale a 9 veces el tiraje actual del libro. Pero muchísima más gente leyó las notas. A eso se suma todo lo que ha ocurrido en otras redes sociales y en la prensa impresa, donde fue carátula de prácticamente todos los medios.

Acuña nunca ha tenido la imagen de ser un dechado de virtudes. generó en su momento controversia. El personaje que la gente tiene en su imaginario es uno similar al que reflejan los memes que abundan sobre él. Sin embargo, el papel de APP en el Congreso y un año electoral le abrían ciertas posibilidades.

En cualquier lugar del mundo, que un millonario demande a un periodista por S/100 millones es percibido como un abuso. Eso solo le puede sonar a triunfo a un abogado o a un empresario ensimismados en la lid. En términos de imagen, Goliat nunca gana. Las crisis son percibidas de manera muy básica. ¿Cuánta reputación y credibilidad tenía Acuña versus Acosta antes de la demanda? ¿Quién va a ser percibido como víctima y como victimario? La respuesta es obvia: Acuña, y muy probablemente incluso Ghersi, pierden reputación por este caso. Que consideren apelar solo es prueba de la inercia de los sesgos cognitivos y el ego herido.

Algunos opinan que Acuña gana porque manda un mensaje para que no lo investiguen. Tal vez ganen algunos otros políticos, pero a Acuña ya lo investigaron y lo único que ha conseguido es multiplicar varias veces la desconfianza sobre él. La reputación de Ghersi como liberal también se debe haber visto afectada, obteniendo más bien un posicionamiento de capacidad de influencia sobre Acuña y de abogado eficaz en casos controvertidos.

Pierde la imagen del país, de manera objetiva: pronunciamientos de las embajadas de los , la , , , , además de otras instituciones, papelón en serio y en serie. Los entendidos creen que lo más probable es que esta sentencia se revoque en segunda instancia. Esperemos que ocurra pronto. En esta época y país de locos, otra raya más al tigre. A este paso vamos a terminar siendo un tigre cuadriculado.