Situación está bajo control. (Reuters)
Situación está bajo control. (Reuters)

TOKIO (AFP).– Consultores estadounidenses de la empresa japonesa Tepco, que tiene a su cargo la accidentada central nuclear de Fukushima, estimaron que el agua contaminada de la planta atómica se podrá tirar en el océano después de descontaminarla.

La central de Fukushima Daiichi contiene 400,000 toneladas de agua llena de cesio, estroncio, tritio y otras substancias radiactivas en el subsuelo o almacenadas en un millar de depósitos improvisados tras el accidente nuclear de 2011 provocado por un tsunami. El gobierno japonés anunció un plan de emergencia para contener las pérdidas de agua radioactiva.