SE DIJERON DE TODO. Regidores salieron en medio de insultos. (Consuelo Vargas/USI)
SE DIJERON DE TODO. Regidores salieron en medio de insultos. (Consuelo Vargas/USI)

Regidores del Partido Popular Cristiano (PPC) y de Fuerza Social protagonizaron ayer un fuerte enfrentamiento durante una sesión del Concejo Metropolitano en la que se debatía la aprobación de un informe final sobre la barbarie ocurrida en el exmercado La Parada en octubre de 2012.

En medio de gruesos calificativos de ambas partes, los integrantes del PPC abandonaron abruptamente las instalaciones del municipio y, ante ello, la sesión tuvo que ser suspendida por la alcaldesa capitalina Susana Villarán.

El incidente se originó cuando la bancada del partido de la burgomaestre presentó una moción de último minuto que, según el PPC, pretendía "sabotear" su investigación.

"Hacen un pedido para incluir, en el informe que ellos han elaborado, las irregularidades cometidas por Relima en el mercado de Santa Anita. Con eso pretendían que se archivara nuestro trabajo pues este establece responsabilidades de exfuncionarios de Emmsa por lo sucedido en La Parada", indicó Óscar Ibáñez, del PPC.

Así, los regidores de oposición solicitaron un cuarto intermedio, pero al salir de la sala fueron agredidos verbalmente por un grupo de personas."Han traído gente para agredirnos. No hay garantías. Nos retiramos", expresó el concejal Edgardo del Pomar.

Por la noche, la alcaldesa de Lima emitió un comunicado en el que reconoce la agresión a los concejales. "Deploro lo sucedido y rechazo rotundamente las agresiones. He instruido a la Jefatura de Seguridad para que realice el más exhaustivo análisis sobre estos incidentes", manifestó.

DATO

- El informe del PPC responsabiliza a los exgerentes de Emmsa, Ricardo Fort y Ricardo Giesecke, por la violencia en La Parada. Además, recomienda que se remita este trabajo a la Contraloría y a la Fiscalía.