(Reuters)
(Reuters)

Después de su criticada presentación en la gala de los Premios MTV, la cantante juvenil Miley Cyrus volvió a generar polémica al lucir un vestido transparente en el Festival iHeartRadio, que se llevó a cabo la noche del sábado en Las Vegas.

Miley llamó la atención por su atrevida vestimenta en forma de red, que apenas cubría su cuerpo y mostraba parte de su busto. No faltaron los movimientos obscenos, el 'toqueteo' con una bailarina y el mostrarle al público su trasero de forma sensual. También jugó a vestir su micrófono como si fuera un plátano, lo cual motivó decenas de comentarios.

A pesar de su desenfado, la cantante evidenció su tristeza al llorar cuando interpretaba su nueva canción, Wrecking Ball. Algunos relacionaron el hecho con su reciente separación del actor Liam Hems-worth, quien ahora sale con la actriz mexicana Eiza González.

"Sé que me estoy metiendo en problemas, pero todo que lo hago es porque me lo dicen mi corazón y mi alma. Todo está inspirado por la música", comentó la recordada 'Hannah Montana'.

Mientras que su 'ex' ya recogió sus pertenencias de la casa que compartía con ella en la ciudad de Los Ángeles, Miley sigue saliendo con el moreno productor 'Mike'.