notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.MercadoEl Gobierno Peruano usa la franja de precios para "estabilizar" el precio de importación de arroz, azúcar, leche y maíz. Usando precios internacionales de los últimos cinco años, nos impone un nivel máximo y uno mínimo para el precio de estos productos, y hace cobros adicionales en aduanas si ese precio cae por debajo de la franja, o aplica reducciones si el precio la sobrepasa. Al hacerlo, distorsiona los precios de los productos en cuya elaboración participan (pollo, res, envasados, etc.). Los productores peruanos de carne de cerdo, por ejemplo, importan maíz más caro, y deben subir sus precios. Mientras tanto, esa carne llega de países con quienes tenemos TLC sin pagar arancel. Eliminemos la franja de precios, mantengamos el arancel del maíz en cero, sin aplicar esta franja, y eliminemos el arancel a la importación de carne de cerdo y sus derivados, para competir en igualdad de condiciones.