FUERTE Y CLARO. Mauricio Mulder afirma que las fuentes de las denuncias pertenecen a la DINI. (Rafael Cornejo)
FUERTE Y CLARO. Mauricio Mulder afirma que las fuentes de las denuncias pertenecen a la DINI. (Rafael Cornejo)

El congresista Mauricio Mulder (Apra), extitular de la Comisión de Inteligencia del Parlamento, dijo ayer que las acusaciones de presunto espionaje político que realizaría la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) a periodistas y opositores tienen asidero porque se basan en información brindada por los propios miembros del órgano de Inteligencia.

"Las denuncias recogidas por (el exministro) Fernando Rospigliosi y por mí son versiones de personas de carne y hueso que integran la DINI, que nos contaron que hay un reparto de dinero hacia determinado grupo de gente reclutado últimamente, cuya tarea también es realizar seguimiento a políticos opositores", precisó el legislador en RPP.

Mulder explicó que el espionaje político se efectúa bajo la fachada de realizar labores contra el narcotráfico, terrorismo y otras amenazas que tiene el Estado.

El parlamentario añadió que "dos tercios" del aumento recibido por la DINI están destinados a gastos reservados (S/.73'952,800), es decir, no a los fondos institucionales necesariamente, los cuales no son supervisados por la Contraloría ni por la Comisión de Inteligencia del Legislativo.

Acotó que, antes, la DINI era un ente de coordinación entre organismos especializados, pero que, en el actual gobierno, aquel organismo centraliza las operaciones con agentes propios y que eso ya evidencia su manejo político.

Por su parte, el experto Andrés Gómez de la Torre manifestó a Perú21 que, a pesar de que la nueva ley para la DINI, emitida en diciembre pasado, brinda los instrumentos necesarios para supervisar sus actividades, es evidente que al Gobierno le falta voluntad política para fiscalizarlas.

Entre tanto, el congresista José Urquizo (Gana Perú) afirmó que el aumento del presupuesto de la DINI responde a la ejecución del Plan de Inteligencia Nacional. Agregó que no se puede cuestionar al asesor presidencial Adrián Villafuerte solo por haber sido secretario del exgeneral montesinista César Saucedo, pues "cumplía órdenes" por jerarquía.

TENGA EN CUENTA

- Según fuentes especializadas, 12 habrían sido los cambios en puestos claves en la DINI durante el gobierno de Humala.

- El actual gobierno ha copado las principales jefaturas, pero mantiene a alrededor de 400 personas que ingresaron en los últimos 12 años. Según Rospigliosi, ahora tendría a mil agentes.