notitle
notitle

Guillermo Giacosa,Opina.21ggiacosa@peru21.com

Ahora se dedican a la interpretación y se preguntan ¿Quién ganó? Ganó el NO y ya de eso hasta Marco Tulio, campeón nacional de caraduras políticos clase F, se dio cuenta y podríamos agregar que también ganó la institucionalidad y ganaron algunas personas que –por decencia en algunos casos y por oportunismo en otros– apostaron por la continuidad de la alcaldesa. Sabotearon a sus regidores y ahora, seguramente, vendrá la disputa por el botín. Si cada asalariado de un medio se tomara el trabajo de repasar todas las patrañas que estuvo obligado a inventar y fuera capaz de volver a publicarlas pidiendo perdón por lo hecho, así como Susana Villarán, hidalgamente, se disculpó por lo que hasta ese momento no había podido hacer, entraríamos en un mundo más digno de ser vivido. Pero eso es imposible porque los periodistas (o para ser más exactos los propietarios de los medios) tenemos el derecho de exigir lo que se nos antoje y raramente nos exigimos a nosotros mismos la fidelidad con la verdad a la que nuestra profesión obliga. Luego de la derrota un diario tituló "Sendero Luminoso y el PCP (Partido Comunista del Perú ) se alegran por el triunfo de Villarán" (no es textual) ¿Cómo lo saben? ¿Qué extraña investigación han realizado para tener semejante dato? Ninguna por supuesto. Les contestaría que varios millones, que nada tenemos que ver con SL o con PCP, también estamos felices con ese triunfo.