Módulos Temas Día

Felizmente arranca el Mundial

Martín Vizcarra

Martín Vizcarra con Paolo Guerrero.

Felizmente arranca el Mundial (@Presidencia)

Jeffrey Radzinsky
Jeffrey Radzinsky

La desaprobación del presidente Vizcarra ha crecido rápidamente. Su rechazo aumentó 25 puntos en solo dos meses (Datum, junio de 2018). En otra reciente encuesta, su aprobación solo llega al 37% (Ipsos, junio de 2018), reflejando que algunos acertados gestos iniciales, su esfuerzo y el trabajo honesto son insuficientes para gobernar. Más complicado todavía porque ninguno de sus ministros logra destacar.

Lo del repudio masivo a la labor del Congreso y la mala gestión de Luis Galarreta es evidente. El pretendido atropello a normas fundamentales para efecto del cómputo de quórum y votaciones fue una nueva arbitrariedad, que afortunadamente corrigió, luego de la contundente crítica de sus colegas, medios y ciudadanos.

Por otro lado, el inicio de las campañas municipales y regionales en un ambiente de gran desinterés de la población no contribuye a una agenda pública propositiva ni refrescante.

En este escenario político y luego del ridículo proyecto de ley (ya retirado) de la congresista de Fuerza Popular Yesenia Ponce, que, a través de un texto con denunciados plagios y un intento burdo de populismo, pretendía declarar el Día del Fútbol Peruano, los peruanos nos preparamos con entusiasmo para ver a nuestra selección jugar el Mundial.

El equipo dirigido por Ricardo Gareca tiene muchas lecciones para darnos, que podrían trasladarse a la política. Una está referida a la necesidad de promover y reconocer liderazgos (lo del capitán Guerrero es notorio) sin por ello dejar de priorizar al colectivo organizado. Asimismo, la capacidad para mantener ecuanimidad, hablando lo necesario y trabajando con rigor.
El fútbol es el más espectacular y atendido de los deportes; sin duda, una oportunidad para unir. El sábado debuta la ‘Blanquirroja’ contra Dinamarca en Rusia y es una magnífica oportunidad para olvidar por algunas horas nuestras diferencias y gritar junto a los que solemos criticar: ‘¡Vamos, Perú!’.

Leer comentarios ( )

Ir a portada