ÚLTIMO ADIÓS. Excolaboradores de Humala llegaron hasta la Casona para despedirse del político. (César Fajardo)
ÚLTIMO ADIÓS. Excolaboradores de Humala llegaron hasta la Casona para despedirse del político. (César Fajardo)

La familia del extinto parlamentario Javier Diez Canseco rechazó ayer cualquier homenaje póstumo del Congreso, como institución. Además, negó el ingreso a la Casona de San Marcos, donde son velados los restos del fundador del Partido Socialista, a los legisladores que lo sancionaron con una suspensión de 90 días.

Los deudos y amigos de Diez Canseco –quien falleció víctima de cáncer el sábado a las 10:22 de la noche– tampoco aceptaron la corona fúnebre que el presidente del Congreso, Víctor Isla, envió al local universitario.

"Javier en vida y sus familiares consideramos que las actuales autoridades del Congreso llevaron adelante un proceso de venganza política que concluyó con su sanción injusta. No son bienvenidos quienes votaron tratando de mellar su trayectoria incorruptible, creemos que no pueden jugar a la hipocresía", expresó Julio Castro Gómez, dirigente del Partido Socialista (PS).

Dijo que mañana el fallecido político recibirá los honores de las organizaciones populares, "de los congresistas que estuvieron a su lado en momentos difíciles" y de sus amigos en la Plaza Bolívar, frente a la sede del Legislativo.

Luego, sus restos mortales serán trasladados hasta el PS y después serán sepultados.

LAMENTAN SU PARTIDADurante todo el día, políticos, autoridades y congresistas de las distintas bancadas lamentaron la muerte del exintegrante de la Asamblea Constituyente. Su colega de partido y amiga, Rosa Mavila, sostuvo que se fue un "gran cuadro de la izquierda" y señaló que su partida debe unir, en un frente amplio, a todo este sector.

El expresidente Alejandro Toledo escribió en Twitter: "se fue un hombre íntegro, se fue el político que toda su vida luchó contra la injusticia".

Al contrario, la excongresista fujimorista Carmen Lozada escribió: "Murió Javier Diez Canseco, Dios lo habrá perdonado y ojalá los hombres y mujeres que persiguió también".

SABÍA QUE

- El excongresista Henry Pease afirmó que el Congreso "no merece" estar presente en la ceremonia póstuma de Diez Canseco.

- El Premier Juan Jiménez llevó el mensaje del Gobierno: "Él deja ese ejemplo, consecuencia, principios, lucha. La pérdida para el país es inmensa. Venimos a expresar el respeto".