notitle
notitle

Juan José Garrido,La opinión del directordirector@peru21.com

Lo que ocurre con el ministro Urresti nunca fue anecdótico. De hecho, creemos que no debió asumir tan alto cargo sin haber resuelto antes las graves imputaciones que enfrenta. Hoy, Perú21 presenta una nueva razón por la cual es imprescindible que el gobierno tome acciones; y si el presidente no tiene intención de actuar como líder, esperamos que sus colaboradores den un paso al costado en muestra de sus convicciones democráticas.

Si una acusación por asesinato, que cursa firme en el Poder Judicial, era poca cosa, pues ahora se suma una nueva demanda por la muerte de un activista durante las manifestaciones en Mazuco, Inambari, hace pocas semanas. El entonces alto comisionado de Asuntos de Formalización de la Minería, Interdicción de la Minería Ilegal y Remediación Ambiental, pomposo nombre para una suerte de zar antiminería ilegal, ha sido formalmente acusado por la muerte de Américo Laura Pizarro durante las protestas realizadas en esa localidad de Madre de Dios, en abril de este año.

Según los procedimientos, será la Policía la encargada de revisar el caso, con lo cual el ministro se encuentra en una evidente posición de conflicto de intereses.

Por otro lado, al parecer, al presidente Humala estas noticias ni lo conmueven ni lo perturban. Imaginamos que, debido a su formación militar, considera estos como "hechos fortuitos" (alguna vez minimizó las muertes de los policías fenecidos durante el Andahuaylazo con esta insólita expresión).

Empero, quedan aún esperanzas de que otros peruanos den una muestra de respeto por las instituciones democráticas y los derechos humanos. Nos referimos, qué duda cabe, a aquellos que hoy colaboran con el Ejecutivo y quienes deben compartir con el ministro Urresti no solo una mesa de decisiones, sino colaboraciones interinstitucionales propias del encargo ministerial.

Sabemos que el mandatario es reacio a actuar bajo presión, pero todo tiene límites. Y aquí, queda claro, se ha traspasado uno. Asimismo, por si les quedan dudas, existen otras perlas en el expediente.