notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Primero fue Jiménez, ahora es Rivas. ¿Quién será el próximo funcionario promovido a un puesto para el cual no está preparado?

Más aún, el no tener candidatos para un cargo se da usualmente en los últimos meses de un gobierno cuando hay pocos interesados en servir a quienes ya están terminando. Sin embargo, está ocurriendo ahora, cuando ni siquiera ha terminado el primer tiempo del mandato. En realidad, es alarmante, a Humala le falta todo el segundo tiempo y ya está rascando la olla para completar el equipo ministerial con el que tendrá que enfrentarlo.

Quizás el problema radica en que el criterio determinante para nombrar a los nuevos integrantes es la facilidad con la que la pareja presidencial pueda manejarlos. A ese paso, van a ir quedando muy pocos ministros que tengan vuelo propio y que puedan aportar algo.

Por otro lado, es irresponsable del mandatario nombrar en la Cancillería a alguien sin experiencia ad portas de la resolución en La Haya. Si bien Roncagliolo tenía que irse –hay un límite al número de errores que un canciller puede cometer–, era el momento ideal para nombrar en su lugar a un diplomático profesional, quien sabría cómo actuar en cualquier circunstancia ante el fallo.

Ahora, por el contrario, tendremos a cargo a quien no solo el tema del indulto le quedó grande sino que, además, trastabillaba sin saber dar una explicación cada vez que agarraban a su sector filtrando indebidamente información a 'allegados'. ¡Que Dios nos coja confesados si el fallo no es el adecuado!