Antenas y paneles se dañaron. (Heiner Aparicio)
Antenas y paneles se dañaron. (Heiner Aparicio)

Siguen revelándose más perjuicios luego de que vientos huracanados azotaron la selva el último fin de semana. Marco Lozano Oliart, secretario técnico del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER), precisó que el fenómeno natural dejó un muerto y 180 viviendas sin techo en las localidades de Aguaytía, San Alejandro y Campo Verde, en la provincia de Padre Abad.

La única víctima fue identificada como Loiver Limas Pinedo (54), quien pereció luego de que le cayera un árbol. De otro lado, dos puentes ubicados en la carretera Federico Basadre fueron afectados, mientras que diversos paneles publicitarios y algunos postes de energía terminaron en el suelo por los fuertes vientos.