Votos contados

“Dado el comportamiento de Keiko y de PPK para con su gente, no es demasiado extraño que tengan congresistas bomba-de-tiempo en sus bancadas. Lo raro sería que no los hubiera”.

Keiko Fujimori (Perú21)

Keiko Fujimori (Perú21)

Votos contados (Perú21)

Keiko Fujimori (Perú21)

Luis Davelouis
Luis Davelouis

El próximo jueves se votará en el Pleno si se admite o no la moción de vacancia presentada contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski. Recién entonces se decidirá el plazo para votar la vacancia misma. Hasta ese momento podrían pasar entre 15 y 20 días y, si las cosas en la política nacional se siguen moviendo como en las últimas 36 horas, puede pasar cualquier cosa.

Hoy, el panorama es más o menos así: si Keiko y su banKada consideraran que están lejos de los votos para conseguir que PPK se vaya a su casa, no se hubieran sumado al pedido. La ‘Mototaxi’ nunca fue todo lo sólida que alardeaban y hoy lo es menos. Hasta hace solo tres meses era impensable que algún miembro de la bancada discrepara abiertamente con alguno de los voceros o con la lideresa. Hoy no es así.

La primera vez, la ‘Mototaxi’ se llevó de encuentro a Saavedra, pero cuando enfiló contra PPK, se partió y perdió diez miembros de un solo golpe mientras que, aún precariamente, el objetivo de la embestida siguió en su sitio. ¿Puede la Bankada resistir otra derrota como aquella? ¿Puede perder cuatro o cinco miembros más?

Desde el Congreso se dice que aun cuando Fuerza Popular solo pueda garantizar 53 votos y no 58, la vacancia va. Las matemáticas son simples: si eso es cierto, significa que incluso entre los aliados del Gobierno hay quien votaría por la vacancia. Dado el comportamiento de Keiko y de PPK para con su gente, no es demasiado extraño que tengan congresistas bomba-de-tiempo en sus bancadas. Lo raro sería que no los hubiera.

Desde un punto de vista institucional, PPK debería quedarse. Ni renunciar ni ser vacado. Desde un punto de vista algo más pragmático, quizá debería irse antes de que lo maltraten más y lo boten. Si tuviera que apostar, diría que la probabilidad de que lo vaquen es de 50%. Sí, Montesinos opera en el Congreso. ¿Para quién juega?

Leer comentarios ( )

Ir a portada