Vizcarra el pragmático

“Hasta que no sepan si ha funcionado, Vizcarra y Villanueva no se abrirán ningún frente si lo pueden evitar. La salida del ministro y la reticencia a hablar de enfoque de género son muestras de ello”.

Martín Vizcarra asistió al velorio de Eyvi Ágreda

(USI/ Referencial)

(USI/ Referencial)

Luis Davelouis
Luis Davelouis

El presidente Vizcarra anunció que el gobierno está transfiriendo unos S/6,300 millones a las regiones: “la más grande” “en la historia del Perú”. Con el 70% (unos S/4,400 millones) se mejorarán los servicios que brinda el Estado a la población (educación, salud, agua, saneamiento, seguridad) y se invertirá en infraestructura (puentes, pistas, veredas, sistemas de riego). La idea es reactivar la economía y mejorar la calidad de vida “de todos los peruanos”. Esta era la única manera de legitimar su investidura carambolesca si pensaba comprarse, aunque sea, un pleito. Porque, aunque el 50.12% votó por la plancha en la que estaba Vizcarra, nadie votó por Vizcarra. Y eso sí importa.

Ojo: tener el dinero en las regiones sin las capacidades para gastarlo es lo mismo que tenerlo en Lima, solo trasladarán el problema. Mírese en el espejo de la reconstrucción con cambios, Sr. presidente, S/20,000 millones inmóviles no salvan presidentes. El apoyo político de los líderes regionales (que ahorita cambian) no reemplaza al que otorga una ciudadanía que percibe que el gobierno se hace cargo de ellos y de sus necesidades.

Contando con ese respaldo y la gran corriente de opinión que exige lucha contra la corrupción, y verdadera austeridad, le ha pedido al Congreso que de una vez legisle para que la SBS supervise a las cooperativas que lavan plata y permita que la Contraloría designe al jefe de control interno del Legislativo (porque, hoy, lo designa el mismo Congreso).

Hasta que no sepan si ha funcionado, Vizcarra y Villanueva no se abrirán ningún frente si lo pueden evitar. La salida del ministro de Economía, por un lado, y la reticencia a hablar de enfoque de género aún en la presente coyuntura, por otro, son muestras de ello.
Poco a poco.

Leer comentarios ( )

Ir a portada