Módulos Temas Día

Acto de fe

“Dios, familia y dinero. En estos cultos el bienestar se mide ahora con poder adquisitivo porque hace ya tiempo que la promesa del cielo y la amenaza del castigo por sí solas no funcionan”.

Acto de fe

Acto de fe. (USI)

Acto de fe. (USI)

Luis Davelouis
Luis Davelouis

El hombre camina entre la audiencia que lo observa en trance. De pronto, estira la mano y toca a uno en la frente. Inmediatamente este cae y empieza a temblar y a retorcerse como si estuviera en medio de un ataque epiléptico. Luego toca a otro y sucede lo mismo. Luego a otro y a otro más. Decenas de personas se retuercen sobre el piso, aparentemente, sin ningún control.
El hombre es un pastor evangélico y los está exorcizando. Con público. La gente llora y aplaude. Y reza en lenguas.

De repente les da risa. A mí me preocupa. Cada vez son más quienes creen en cultos como este y pronto serán los que elijan a nuestras autoridades y representantes. Impondrán (porque no hay nada menos tolerante, fariseo y fascista que la convicción basada en la propia fe) sus modelos de moral incluso en las políticas públicas por muy laico que en la Constitución diga que debe ser el Estado.

Dios, familia y dinero. En estos cultos el bienestar se mide ahora con poder adquisitivo porque hace ya tiempo que la promesa del cielo y la amenaza del castigo por sí solas no funcionan. Abundancia es la palabra clave y por eso el networking en estos espacios y la solidaridad entre ellos impresiona, lo he visto.

Las personas necesitan creer y escuchar aquello que reconforta sus mentes y se aferran a ello como garrapatas. El pastor ofrece certidumbres hoy, ahora, algo que nadie con dos dedos de frente y un par de libros serios en su haber es capaz de hacer.

¿Cómo se lucha contra eso? ¿Cómo se compite contra una alucinación sin arrebatarle a las personas su derecho a creer en lo que sea que las vísceras le demanden? ¿Cómo restringir el que se sientan conminados a ser consecuentes con eso que creen que es verdad, justo y necesario? El mensaje viene envuelto en posverdad.

Leer comentarios ( )

Ir a portada