(GEC)
(GEC)

-El fiscal Pérez ha mostrado toda su cordura al pedir 30 años para Keiko, como si esta hubiese puesto un coche-bomba, además para un delito existente solo en su imaginación de estos fiscales (lavado de activos). ¡Treinta años! ¡Y a un mes exacto de las elecciones! ¡Y acusa a ella antes que a otros! Como su otrora huari poleras mediáticas incondicionales ahora están muchos más cautas, no creo que aplaudan mucho este dislate de su superhéroe.

-Hubiera sido interesante que a Paola Ugaz también le preguntasen por qué sesga así las noticias sobre Perú en sus despachos para el diario español ABC o qué hizo exactamente como empleada edil de Villarán.

-Patina con mi caso el columnista Javier Alonso de Belaunde. El TC a mí “no me tutela por plazo razonable” y “crea un derecho” (¿?), sino que únicamente reafirma que una sentencia solo existe desde que es notificada. Tampoco le aconsejaría apoyarse en un áulico velasquista que jamás ha ejercido (Pásara) o en un abogado en roches de Odebrecht (Monroy) para sustentar que el activismo judicial “progre” puede y debe reemplazar al legislador. No existía ningún vacío legislativo sobre la eutanasia, así que mal hizo el juez en meterse a “crear derecho” sobre la misma. Otra cosa es la ignorancia jurídica de los medios y la demagogia activista “progre” que se hizo con el caso de Ana Estrada. Tampoco me venga a alegar que necesariamente nuestros jueces son mejores que nuestros congresistas, que entre Yonhy Lescano y el levemente suspendido César San Martín no encuentro mucha distancia.

-Indignante como esa inútil cueva de caviares presupuestívoros que es el Ministerio de Cultura le regala S/. 75 mil de los contribuyentes en estos momentos de tanta crisis a la femicastrista y dizque actriz Mayra Couto para un disparate intelectualoide desde el título (“Mi cuerpa”). ¡Qué esta haga sus sandeces con SU plata!