DESCONTENTO. Obreros de diversos sectores mantienen protesta. (AP)
DESCONTENTO. Obreros de diversos sectores mantienen protesta. (AP)

LA PAZ (EFE).– El conflicto sindical que vive Bolivia desde hace 11 días se intensificó con la suma de nuevos sectores a las protestas, mientras que el presidente Evo Morales llamó a sus seguidores a "defender la democracia" ante el temor de que las movilizaciones deriven en una intentona golpista.

Morales volvió a acusar a la Central Obrera Boliviana (COB) de estar fraguando un golpe de Estado al pedir "a gritos" el amotinamiento de la Policía, tras casi dos semanas de movilizaciones por la mejora de las pensiones de jubilación.

Bolivia cumple 11 días de protestas violentas lideradas por la COB, que exige una modificación a la ley de pensiones para que, al jubilarse, los trabajadores cobren la totalidad de sus sueldos, y no el 70%, como ocurre en la actualidad.

A los mineros, los maestros, las enfermeras y los docentes universitarios, entre otros, se unieron ayer los médicos, con un paro de 24 horas, y las esposas de los policías.

Los bloqueos de carreteras se intensificaron en las rutas que unen La Paz con El Alto y con Oruro, además de algunas vías en Cochabamba y Tarija.

TENGA EN CUENTA

- Evo Morales está listo para promulgar la ley que le permite postular en el 2014 a la re-reelección.

- Simpatizantes del mandatario preparan contramanifestaciones en su apoyo y podría haber enfrentamientos con los sindicalistas.