HORA DECISIVA. Luego de escuchar argumentos, tribunal tendrá plazo de 15 días para pronunciarse. (Luis Gonzales)
HORA DECISIVA. Luego de escuchar argumentos, tribunal tendrá plazo de 15 días para pronunciarse. (Luis Gonzales)

Siete años después del asesinato de la empresaria Myriam Fefer en su residencia, en San Isidro, el sonado caso entra hoy en su etapa decisiva. La Corte Suprema escuchará el último alegato de defensa de Eva Bracamonte, quien intentará demostrar su inocencia y librarse de la condena de 30 años de cárcel impuesta en su contra por el delito de parricidio.

Según fuentes judiciales, tanto la hija de Fefer como el sicario colombiano Alejandro Trujillo Ospina –autor material del crimen, perpetrado el 15 de agosto de 2006– expondrán sus argumentos ante los magistrados de la Sala Penal Permanente.

Se tiene establecido que lo hagan durante al menos cinco minutos, pero este tiempo podría extenderse si lo creyera pertinente el tribunal supremo presidido por Javier Villa Stein. La audiencia se desarrollará a partir de las 8.30 a.m. en el segundo piso del Palacio de Justicia.

Se conoció que también participaría Liliana Castro Mannarelli. Como se sabe, ella fue absuelta en primera instancia, pero la Fiscalía ha pedido que se abra un nuevo proceso en su contra.

Asimismo, por el lado de la parte civil estará presente Amparo Prada, abogada de Ariel Bracamonte, hermano de Eva.

Luego de escuchar los alegatos de todas las partes, la sala suprema tendrá un plazo de 15 días para resolver si ratifica o no las condenas.

CUADRO DE NERVIOSEn vísperas de este momento crucial, Liliana manifestó ayer –en una entrevista en el programa Abre los ojos– su confianza en que seguirá libre. No obstante, presa de los nervios, rompió en llanto y debió abandonar el set. "Tengo miedo, pero confío en la objetividad de los jueces", dijo.

NIEGA INJERENCIAEl juez Josué Pariona, integrante del tribunal que escuchará los alegatos, había pedido inhibirse del caso argumentando que es amigo de Luis Lamas Puccio, exdefensor de Eva.

Sin embargo, su solicitud fue rechazada al no haber una relación directa entre ambos. Al respecto, Lamas Puccio negó que haya existido alguna injerencia en el proceso.

SABÍA QUE

- Eva y el sicario serán trasladados, respectivamente, desde Santa Mónica y Piedras Gordas –donde purgan condena– hacia el Palacio de Justicia.

- Lamas dijo que, si bien el abogado de Liliana, Pavel Alvarado, trabaja para su estudio, "no es amigo de ningún miembro de la sala". Refirió que él y Alvarado han hecho una "defensa conjunta" en el caso.