notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.Mercadoeferreyros@peru21.com

Padres de familia estresados, y estresando a sus hijos, haciéndolos postular a cuatro o cinco colegios para conseguir un lugar para una buena educación. ¿El Estado se preocupa por esta situación? No se estresa. Reacciona buscando regular estos exámenes de admisión y quitarle a los centros educativos la libertad de establecer criterios de selección según su propia oferta pedagógica. Se distrae del tema central: la pésima educación pública y la poca oferta educativa de calidad. ¿Qué se está haciendo sobre estos problemas? Con el crecimiento económico que vivimos hoy, cada vez más padres de familia pueden pagar una educación privada para sus hijos, pero la demanda está superando la oferta. El Estado es el principal proveedor de educación, pero nadie que pueda elegir prefiere la educación gratuita estatal. Los pobres, lamentablemente, no pueden elegir.