(GEC)
(GEC)

Si usted siente ansiedad por saber quién pasa a segunda vuelta el próximo domingo, consiga su medicación con tiempo, porque el domingo probablemente sea larga la espera.

Aplicar lo aprendido en elecciones anteriores puede o no servir, porque esta situación no tiene precedentes. El último simulacro de votación de Datum tuvo 33% de voto blanco y 4% de viciado para presidente y 44% de voto blanco y 13% de viciado para el Congreso. El voto blanco todavía puede definirse por el que considere menos malo. En elecciones anteriores, un quinto de electores decidía su voto el mismo día. El ausentismo probablemente será mayor que en años pasados, por la pandemia. Las encuestas no llegan a incluir a los votantes rurales de zonas alejadas que, si votan distinto que la población rural encuestada, no están bien representados. Tampoco incluyen a los votantes del exterior, que tienden a votar como Lima. Algunos de esos países pueden estar en confinamiento estricto el próximo domingo.

Los debates sí pueden haber impactado en candidatos que están entre los punteros y tuvieron buenas o pésimas performances. En una elección tan apretada, todo voto cuenta. Eso también aumenta el incentivo de objetar en mesa todo lo que no convenga, por lo que ojalá prime la sensatez y el sentido democrático.

No hay encuesta que permita saber con precisión cuántas curules tendrá cada partido en el Congreso. La conformación del Congreso recién se sabrá con cierta precisión con la muestra por conteo rápido.

El esfuerzo dedicado por diversas instituciones y personas para ayudar al ciudadano a votar informado es impresionante. Además de Transparencia (), están , , , , , , y últimamente . Por supuesto, en un país de desconfiados, les ha llovido a algunos de estos esfuerzos acusaciones de estar parcializados por los troles. Paciencia y buen humor, que se vienen cinco años complicados, y donde la vigilancia ciudadana va a ser fundamental para que, a pesar de la combinación de presidente débil y Congreso fraccionado, podamos avanzar en cosas tan fundamentales como implementar la vacunación y reformar la salud, generar condiciones para más empleos con futuro, mejorar la educación, reformar el Estado, etc.

En un país adolescente, como calificaba Luis Alberto Sánchez al Perú, la sensatez, el principio de primacía de la realidad y una visión pragmática de cambios viables y sostenibles son muy esquivos. Esa sociedad civil va a tener que forzarnos a dejar de ser adolescentes de golpe. Y, para lograr estoicismo real, nada puede ser más útil que sentir que estoica se escribe con y, disculpando el francés.

TAGS RELACIONADOS