Sin respaldo. Solo 10 países del G20 firmaron documento condenando ataque químico sirio. (AFP)
Sin respaldo. Solo 10 países del G20 firmaron documento condenando ataque químico sirio. (AFP)

SAN PETERSBURGO (EFE).– La cumbre de líderes del G20 concluyó en San Petersburgo sin que el presidente de EEUU, Barack Obama, lograra el respaldo de sus socios para atacar Siria, pero sin que estos pudieran persuadirlo de abandonar sus planes de castigar militarmente al régimen de Bashar al Assad.

"Seguimos pensando que el régimen de Al Assad usó armas químicas y es una tragedia. Debe haber una respuesta firme y medidas serias para castigar a Damasco, pues las armas químicas son un peligro para toda la región", afirmó el presidente de EE.UU., que seguirá buscando el apoyo de sus socios extranjeros para una intervención armada.

Además, Obama anunció que el próximo martes 10 se dirigirá a los estadounidenses para hablar sobre este asunto, en lo que supone una inquietante señal para el mundo.

El mandatario estadounidense reconoció que, si bien la gran mayoría de sus colegas del G20 comparten la idea de que Al Assad ha pasado la línea roja empleando armas químicas contra su población, muchos consideran inaceptable lanzar un ataque sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU.

Obama dejó en claro que eso no lo detendrá porque "el Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente está paralizado para una decisión sobre la cuestión siria", en alusión a la postura de Rusia y China contraria a una intervención, y cuyo veto lo impediría.

Su colega británico, David Cameron, aliado de EE.UU. no excluyó acciones en Siria sin mandato de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, pero en la práctica está atado de pies y manos para participar en una acción militar por el rechazo de su Parlamento.

Obama sufrió incluso un revés de quien hasta ahora era el único socio europeo que estaba dispuesto a participar en el ataque, el presidente de Francia, François Hollande, que solo participará tras la presentación del informe de los expertos de la ONU sobre el uso de armas químicas en Siria.

ATAQUE MILLONARIO LISTOEl jefe de operaciones navales de EE.UU., el almirante Jonathan Greenert, afirmó que la Marina está "lista" para un eventual ataque contra Siria, y sus unidades "han estado desplazadas" para cualquier operación bélica.

"Cuando desplazamos nuestros buques, los desplazamos listos para un amplio espectro de operaciones, y éste (el de Siria) sería uno de ellos", afirmó Greenert.

La Marina cuenta con cuatro destructores, un muelle flotante y un grupo de batalla. Los destructores, USS Barry, USS Stout, USS Gravely y USS Ramage están en la zona del Este del Mar Mediterráneo y cada uno tiene capacidad para 96 misiles Tomahawk. También está listo el portaaviones USS Nimitz en el Mar Rojo.

Cada uno de los destructores tiene un costo operacional de US$ 2 millones semanales, mientras que cada uno de los misiles Tomahawk tienen un valor de US$ 1.5 millones.

De otro lado, el Senado de EE.UU. verá el lunes el pedido de Obama para el ataque a Siria, mientras que la Cámara de Representantes recién lo evaluará en dos semanas.

SABÍA QUE

- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció que ayudará militar y económicamente a Siria.

- Senadores demócratas elaboraron una propuesta para que en un máximo de 45 días Siria firme un tratado que prohíbe el uso de armas químicas.