La Estabilidad Laboral no es mala, es pésima

Conoce con qué habilidades debe contar el profesional en el mercado laboral actual. (USI)

Con el nuevo certificado único laboral se busca promover la inserción de los jóvenes en el mercado laboral, dijo el titular del MTPE. (Foto: USI)

Andrés Balta
Andrés Balta

Pudo llamarse “Detesto el feudalismo” o “Mercado cautivo = desastre”. Y es que solo el 30% formal del Perú está en modo “Trabajo cautivo y amurallado con estabilidad laboral”. Peor aún, a eso habría que restar a los que tienen trabajo a plazo fijo y, entonces, seremos aún menos los que estamos en ese feudo que detiene al país.

¿Hasta cuándo el “proteccionismo de pocos, pagado por muchos”? ¿A 200 años de vida republicana vamos a llegar con ese lastre? Si tuviéramos patriotas y no populistas, tendríamos economía flexible, sin estabilidad laboral absoluta. El 9 de noviembre se cumplen 29 años de las caídas del Muro de Berlín y los estropicios socialistas. ¿Qué más necesitan?

El mundo nos pasa por encima. Necesitaría cientos de miles de páginas para llenarlas con títulos de logros y avances de nuestro tiempo. Y pese a ello nos aferramos a la “ineptocracia”, con ideas ampliamente superadas.

¿Una muestra? Cada vez menos millennials buscan estabilidad laboral. Sus estándares son felicidad, educación, creación y competencia. Estos ciudadanos del mundo, de 20 a 35 años, que mejor han adoptado el entorno digital, muestran disposición al cambio, a la adaptación y al trabajo en un entorno colaborativo. ¡Cuánta sabiduría! No recuerdo en la historia un entorno colaborativo con privilegios o imposiciones. Ustedes descreen de la estabilidad laboral. Yo les digo: “bien, millennials, ella es el antientorno de la colaboración”.

En efecto, la red está saturada con “Nativos digitales no duran en un empleo” o “Cambian de trabajo constantemente”. Ustedes, los millennials, cabalgarán sobre laboralistas desadaptados y políticos y sindicalistas anclados en el “yo, para mí, conmigo”. Ustedes romperán la muralla de ese feudo inútil e inepto.

Tags Relacionados:

Estabilidad laboral

Ir a portada