Foto: Difusión.
Foto: Difusión.

Virginia Baffigo,Presidenta de EssaludAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Fue la primera mujer en dirigir el Hospital del Niño. Por entonces tenía 35 años. También, de 1997 a 1998, fue presidenta de Essalud. Luego trabajó en CARE y en otras instituciones privadas. El año pasado, en setiembre, volvió a ser nombrada presidenta de Essalud, institución que tiene más de 10 millones de asegurados y a la que, nos dice, maneja con espíritu empresarial, buscando la eficiencia y la "rentabilidad social". Conozca a la doctora Virginia Baffigo.

¿Prefiere estar con sus pacientes o dirigiendo una institución?Nunca tuve pacientes privados, me consagré al hospital pues me parecía mucho más importante este trabajo. Lo que me gusta de los cargos directivos es que desde allí se puede tener un impacto más grande que atendiendo a un paciente.

¿Qué tan político es su cargo?Si hablamos de las políticas públicas que debemos emitir, diseñar, lo es, pero jamás he recibido una consigna política, tenemos bastante libertad de acción.

¿Cómo encontró a Essalud?Asumí el cargo el año pasado, justo cuando salíamos de una huelga que había paralizado durante 33 días a nuestra institución. Fue un cataclismo, y ha sido muy difícil recuperar la senda de una gestión eficiente. Acá no solo apagamos incendios, también miramos el largo plazo. Estamos tratando de recuperar capacidad operativa, credibilidad, reputación y confianza.

¿Por qué es necesaria la existencia de Essalud?Es necesario que la ciudadanía esté protegida frente a riesgos que están ligados a derechos fundamentales: la vida, la salud, el patrimonio. Si una persona no tiene seguro y se enferma, va a empeñarse financieramente. Instituciones como Essalud otorgan cohesión social, porque si un trabajador tiene salud y seguridad, podrá mantener su empleo, ser útil a la sociedad.

¿Están autorizados a invertir sus recursos?Solo una parte, la que corresponde a la Reserva Técnica, que equivale al 30% del presupuesto ejecutado el año anterior. Este año nuestro presupuesto fue de 7,600 millones de soles. Entonces, tenemos algo más de dos mil millones en colocaciones diversas: bolsa, bancos, etcétera.

¿Essalud se maneja como una empresa?Sí, pero buscamos la rentabilidad social, no la meramente lucrativa. Y la rentabilidad social se refiere a tener a personas con mayor número de años libres de discapacidad y con una vida saludable. Estos son nuestros indicadores. Los ratios financieros, comerciales no nos son ajenos, pero son los que nombré primero los que, para nosotros, priman.

El asegurado se queja de los servicios de Essalud…Es que existe una brecha muy grande entre nuestra oferta de servicios y la gran cantidad de asegurados que los demandan. Han ocurrido dos fenómenos: se han incrementado nuestros asegurados –son 10 millones– y hoy demandan más nuestros servicios. Antes, solo 1/3 de asegurados venía; hoy lo hace el 40%.

¿Los están atendiendo bien?Con dificultad. No podemos decir que se atiende bien a alguien si tiene que esperar mucho.

¿El sistema de Essalud está bien estructurado?Todos los sistemas colapsan cuando hay poca gente joven soportando el sistema: tiene que haber un equilibrio entre el flujo de los fondos que ingresan y los que se destinan a la atención de los clientes. Por eso, en Europa, para equilibrar el sistema se ha incrementado el valor de los copagos y se han reducido las prestaciones. Además, los servicios se han encarecido: los medicamentos, el equipamiento. Hoy se usa mucha tecnología de punta, pero esta debe renovarse rápidamente. Por otro lado, tenemos las expectativas de los usuarios, quienes exigen cada vez más.

¿Cuánto necesitan para atender mejor a sus pacientes?Todos los equipos con más de 10 años de antigüedad deberían ser cambiados. Esto significa que, en los próximos cinco años, solo en equipos, deberíamos invertir unos 600 o 700 millones de soles. Hoy no tenemos esta capacidad porque, como las gratificaciones fueron exoneradas del pago de Essalud, esto nos creó un déficit de 800 millones de soles al año. Por esta medida, que es perniciosa, la institución se paró en seco. Nuestro presupuesto proviene única y exclusivamente de la recaudación de los aportes. Todos debemos colaborar, aportar, porque el seguro social se basa en un principio clave: la solidaridad. La seguridad social es un bien supremo.

¿Planteará que el aporte se incremente de 9 a 10% o más?A la gente le molesta pagar cuando no ve resultados. Nosotros buscamos la eficiencia, pero no proponemos el incremento en la tasa de aportes por parte de los trabajadores. Proponemos que, en verdad, el 9% del total de las remuneraciones vaya a Essalud, y eso incluye las gratificaciones. Con esto podremos revertir la situación de déficit en la que nos encontramos. Además, no todos aportan el 9% de sus remuneraciones, algunos aportan el 4%, y si tenemos en cuenta todo, el promedio de aporte es de 6.5%, y no de 9%.

AUTOFICHA

- Mi abuelo era italiano, de Génova, de Santa Margarita, zona hermosa. Estudié Medicina en la Universidad de San Marcos porque era buena y porque era estatal.

- Quise ser cirujana, pero cuando llegué a pediatría me dije: "Aquí me quedo, aquí está mi destino". Mi vocación de servicio viene de familia.

- Siempre he sido estudiosa. Todo fue muy precoz en mi vida: me casé a los 21 años, terminé mi carrera muy joven. Tuve tres hijos, una de ellas acaba de fallecer.