Controversia. Exviceministro culpa a editorial y a maestros. (David Vexelman)
Controversia. Exviceministro culpa a editorial y a maestros. (David Vexelman)

Una sanción ejemplar pidió ayer el exviceministro de Educación Idel Vexler tras la polémica del texto escolar 'Aromas'.

"Es lamentable pues el Plan Lector está orientado a promover la lectura y a generar valores. Sin embargo, en este libro hay una expresión que claramente promueve la discriminación entre los niños. Tiene que haber una sanción", declaró.

Dijo que el cuestionado texto debió haber ido dirigido a escolares de quinto o sexto grado, que tienen una mayor capacidad de reflexión.

Si bien aceptó que debió haber un adecuado control en la selección del texto, refirió que "la responsabilidad fundamental la tiene la editorial. Eso tiene que investigarse y sancionarse, no solo a nivel de Indecopi, sino en el Ministerio de Educación y en la UGEL respectiva", enfatizó.

"La selección de los libros recae en los directores y profesores de los colegios que son los que se reúnen, analizan y acuerdan qué textos utilizarán los alumnos. Ellos tienen ese trabajo y esa responsabilidad", subrayó Idel Vexler.

Asimismo, explicó que el Plan Lector se propone como lectura de interés en los colegios del país y "no es obligatorio".

Finalmente, consideró que es imposible que el Ministerio de Educación controle los libros que forman parte del mencionado plan educativo, pero sostuvo que los directores y los profesores de los colegios sí son responsables de los textos que sugieren para sus alumnos.