Ya estuvo preso en 1997. (USI)
Ya estuvo preso en 1997. (USI)

El médico senderista Ángel Valdivia Calderón, acusado de violar y asesinar a la menor Maryorih Keiko B.V. (16) en su consultorio, en San Juan de Miraflores, fue recluido la tarde de ayer en el penal de máxima seguridad Piedras Gordas.

Al mismo establecimiento penitenciario fue trasladado Pedro Celso Mendoza Sánchez, el albañil que ayudó a enterrar el cuerpo de la adolescente en una vivienda de Villa María del Triunfo.

La Corte Superior de Justicia de Lima dispuso el internamiento de ambos procesados por la gravedad de los delitos que se les imputan.

En el caso del galeno, deberá afrontar los cargos de violación seguida de muerte de una menor a la que puso en estado de inconsciencia, además de homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir.

Por su parte, Pedro Mendoza Sánchez será procesado por encubrimiento real, al haber colaborado con la desaparición del cadáver a cambio del pago de 5 mil soles.