El animal fue seccionado. (USI)
El animal fue seccionado. (USI)

Con ayuda de maquinaria pesada, personal del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) enterró a la ballena jorobada que varó el último miércoles en el mar de Santa Rosa, en Chiclayo.

Javier de la Cruz, representante del Imarpe, señaló que el cetáceo –que se encontraba en estado de putrefacción– tuvo que ser seccionado para que entrara en el agujero –de 18 metros de largo por 1.5 metros de profundidad– que fue cavado en la playa. Para los trabajos se empleó un tractor, una retroexcavadora y una motosierra.

Por otro lado, De la Cruz informó que aún no hay una fecha establecida para dar a conocer el resultado de la necropsia practicada a la ballena.