notitle
notitle

Redacción PERÚ21

redaccionp21@peru21.pe

Una respuesta rápida es la siguiente: con el ejemplo. Es decir, ¿cómo pedirles a nuestros hijos que adquieran valores si ellos ven que nosotros no los ponemos en práctica? Ahora bien, otra herramienta para enseñar valores es el juego. Sí, el juego. El aprendizaje lúdico es una excelente manera de interiorizar y aplicar valores que pueden sonar vacíos y abstractos para muchos chicos.

¿Cómo exactamente? Por ejemplo, usted puede explicarles por qué compartir los juguetes es un acto muy valioso. Por otra parte, leerles cuentos orientados a la enseñanza ética es recomendable. El uso de la tecnología también sirve, cómo no. Es cuestión de perderle miedo y encontrar las herramientas apropiadas, tales como videojuegos, películas y aplicaciones educativas.

Asimismo, practicar un deporte puede plantear retos y escenarios ideales para desarrollar valores. Por ejemplo, el niño podrá entender lo que es perseverancia, amistad y trabajo en equipo. Otro valor clave es la responsabilidad. Es de suma importancia que los niños sepan, de manera temprana, que deben hacerse cargo de las consecuencias de las decisiones que toman. Hacer énfasis en este valor hará que sus hijos se esfuercen por ser mejores personas.