Vizcarra y los villaranistas despistados

"Es obvio que Vizcarra sabía quiénes integraban Conirsa y simplemente cometió el error –como Chávarry con esa reunión con periodistas– de no reconocer algo que era inocuo".

Martín Vizcarra

"Levantamos nuestra voz de protesta para defender la democracia en América Latina", señaló Vizcarra. (Foto: Andina)

"Levantamos nuestra voz de protesta para defender la democracia en América Latina", señaló Vizcarra. (Foto: Andina)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

El presidente Vizcarra nos afirma –y reafirma– que no tenía la menor idea de que Odebrecht integrase un consorcio con el cual su empresa familiar trabajó. O sea, los Vizcarra firman contratos con consorcios a ciegas y a todo riesgo, sin saber quiénes los integran.

O sea, el sector constructor peruano es tan colosal, tan múltiple, tan vasto que uno puede llegar a firmar contratos sin conocer a sus contratantes más grandes.

O sea, tú como constructor no puedes ni llegar a tener idea de que el constructor más grande de Brasil participa en un consorcio que hace negocios contigo.

O sea, viene un consorcio llamado Conirsa y tú nomás firmas un contrato con ellos, sin darte el trabajo de preguntar quiénes están detrás de esas siglas, como que ese detalle no importase nada.

O sea, la empresa de los Vizcarra sería tan gigantesca y tendría tantos contratos que no pudo, quiso o intentó averiguar quiénes integraban un consorcio que trabajaba con ellos.

Ya pues; habría que ser un vizcarrista extremo, un oficialista ciego, de esos que abundan tanto ahora, para creerse la versión presidencial. Es obvio que Vizcarra sabía quiénes integraban Conirsa y simplemente cometió el error –como Chávarry con esa reunión con periodistas– de no reconocer algo que era inocuo. Solamente debió admitir que alguna vez había trabajado con Odebrecht y añadir que en esa época no tenía por qué saber que estos eran unos delincuentes. Pero el miedo a la chilla le hizo optar por la mentira, como Chávarry (y aquí no iba a haber chilla, dada la benevolencia de los medios con Vizcarra).

Es que aquí abundan los “despistados”: los ex funcionarios y artistas villaranistas ahora nos dicen que no se daban cuenta –¡ni siquiera preguntaban!– de dónde venía tanto dinero para la campaña contra la revocatoria...

Ir a portada