A la vejez, viruelas (caviares)

“Dado que PPK derrotó a Keiko con un apretadísimo 0.24% (tan solo 41 mil votos), cualquier observador suspicaz se preguntará ahora si Cavassa tuvo algún rol particular en ese tan estrecho resultado”.

José Cavassa

José Cavassa es acusado de integrar la organización criminal "Los cuellos blancos del puerto". (Foto: Policía Nacional)

José Cavassa es acusado de integrar la organización criminal "Los cuellos blancos del puerto". (Foto: Policía Nacional)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Esta reciente revelación de que José Cavassa integró el equipo de campaña del partido de PPK en las últimas elecciones generales sería más delicada de lo que se piensa. Muchísimo más. Como se sabe, Cavassa estuvo implicado con el montesinismo y desde esa época se especializó como una suerte de hábil experto en manipuleos electorales, como conseguir firmas, influencias, inscripciones, fallos y votos para sus clientes. Dado que PPK derrotó a Keiko con un apretadísimo 0.24% (tan solo 41 mil votos), cualquier observador suspicaz se preguntará ahora si Cavassa tuvo algún rol particular en ese tan estrecho resultado... Como también cualquier perspicaz se preguntará por qué a Cavassa se le ocurre contarle justo ahora esta participación al fiscal, sin que se lo hayan inquirido. ¿Estaría mandando un mensaje para poner nerviosos a otros? ¿Y a quiénes? ¿Y qué más entonces amagaría soltar? Espero que todo lo anterior no pase de ser una paranoica cavilación periodística.

-Allan Wagner no pudo haber constituido más sesgada su “Red Cívica” para el referéndum. El nombrecito elegido evoca al antiguo apodo (“cívicos”) con los que se conocía a los caviares. Sus bases son dos ONG caviares:

Transparencia y la tristemente célebre Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. Y ha convocado como integrantes a dos ministros caviar-humalistas (Albán y la nadinista Trivelli), con el agravante de que el multiusos Albán es el ultracaviar por excelencia, una suerte de García Sayán descafeinado. Para sesgar aún más esta “Red Cívica” hacia la caviarada y la izquierda, Wagner ha querido buscar tener a su Bambarén II con un clérigo rojimio (y antiminero) como es el figureti cardenal Barreto. ¡Solo faltó Mohme! Curioso ver a Allan Wagner pasar de alanista a caviar. ¡A la vejez, viruelas!

Tags Relacionados:

PPK

José Cavassa

Ir a portada