¿Y estos tres temas de San Martín, qué?

“El presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, aún no nos informa de la sanción que se le aplicará a su gran amigo CSM por llamar al juez Ríos para empujar un tema judicial de su incumbencia”.

César San Martín

El juez supremo César San Martín habría incurrido en el delito de tráfico de influencias al pedirle al ex juez Walter Ríos acelerar un trámite relacionado con un familiar. (Foto: USI)

El juez supremo César San Martín habría incurrido en el delito de tráfico de influencias al pedirle al ex juez Walter Ríos acelerar un trámite relacionado con un familiar. (Foto: USI)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Ahora que se está procesando a jueces por formar redes irregulares de poder en el PJ y MP, convendría recordar unas reveladoras declaraciones del vocal supremo César San Martín, hechas a la radio de la ONG IDL el 21 de febrero de 2014: “(…) Lamentablemente para ellos, tengo de parte una gran red de personas, de miembros del Poder Judicial y sociedad civil, y estoy continuamente apoyado e informado”. ¿Qué quiso CSM decir con “tengo de parte una gran red”? ¿Qué coordinaba con esta “red”? ¿Es normal que un vocal “tenga una gran red” a su servicio? ¿En qué le “apoyaban”? ¿Y le “apoyaban” desinteresadamente, solo por amor a su persona? Y ahora que también se está procesando a jueces por interferir con la justicia, uno se pregunta por qué desde hace años no se investiga la aparición de un tal “San Martín” en la libreta de Nadine que interviene irregularmente con “Ojitos” para salvar a Humala del caso Madre Mía. Finalmente, el presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, aún no nos informa de la sanción que se le aplicará a su gran amigo CSM por llamar al juez Ríos para empujar un tema judicial de su incumbencia. ¿Red, “Ojitos” y la llamada, tres temas muy interesantes sobre César San Martín, no? ¡Pero no pasa nada! ¿La ley no es igual para todos los jueces, Prado Saldarriaga?

-Una torpeza más de los fujimoristas y, en menor medida, del resto de congresistas: el congresista De Belaunde presentó en enero pasado un proyecto de ley para que los sentenciados por rebelión contra el régimen constitucional no puedan presentarse a la presidencia. Esa sensata norma le bloquea el paso a criminales como Antauro Humala, así como disuade a potenciales aventureros golpistas. Pero nunca ha sido puesta a debate. ¡Antauro debe amar a esta clase política por ciega e inútil!

Tags Relacionados:

César San Martín

Ir a portada