Sigue actualizado en nuestra APP

Se reunió en CAPECO…

“Hace rato que se debió levantar el registro de llamadas del juez San Martín y de Eguiguren para indagar si ellos son los mencionados por Nadine en su agenda en coordinaciones para salvar a Ollanta”.

Solo el 10% de empresas estaban interesadas en implementar el leasing, reveló informe de CAPECO (Gestión)
Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

-A este paso, “constructor” se va a volver sinónimo de cutrero… ¡Si hasta ese mafioso cartel del “Club de la Construcción” se reunió en Capeco, la sede del gremio! ¿Y los ministros humalistas Paredes y Gallardo no sabían nada? ¿Y va a quedar alguien limpio que pueda construir obra pública?

-Claro que una comisión congresal debe tener derecho al registro –no al contenido, vecino– de las llamadas telefónicas. Hace rato que se ha debido levantar el registro de llamadas del juez San Martín y de Eguiguren para indagar si ellos son los mencionados por Nadine en su agenda en coordinaciones para salvar a Ollanta del caso Madre Mía.

-Los manifestantes contra el indulto no llegaron ni a 10 mil (fuentes policiales) el jueves pasado y la corresponsal Jackie Fowks pone “30 mil” en el diario español El País. ¡Cómo desinforma! Después de esta escasa convocatoria para una cuarta marcha, ya no creo que se manden a una quinta. Ni con la CGTP lograron jalar más gente y encima Kenji les empató con su mitin (que, claro, no tuvo la misma cobertura periodística).

-Verónika Mendoza pontifica “honestidad” y este fin de semana estuvo de waripolera del procesado Goyo Santos en Cajamarca y también este se sentó feliz al lado de la que escribía cuentas en las libretas de Nadine… Tal para cual. Faltó la Villarán nomás…

-Chamba es chamba: la “voz republicana” y paniagüista Carmen McEvoy se queda de embajadora en Irlanda. Como Mocha García Naranjo, esta paniagüista pontificó mucho sobre moral “republicana”, pero al final una embajada pesa más que cualquier inmoralidad o traición presidencial.

PD: NUNCA he tuiteado ni tengo FB. Ergo, no me atribuyan aquello en lo que no tengo parte. Por allí existen unos impostores que usan mi nombre y a los que voy a denunciar penalmente si no paran.

Ir a portada