Ollanta Humala
Ollanta Humala

No estoy de acuerdo con prohibir completamente la publicidad estatal, pero se debe limitar esta para que no sirva de arma política y “mermeleo”. Basta recordar cómo Humala disparó la publicidad estatal para beneficiar a medios afines: de constituir históricamente el 16% de la “torta” publicitaria, pasó a un increíble 23%. Un informe de EC (febrero de 2014) reveló que solo en 2013 Humala gastó S/467.3 millones en este rubro, duplicando a García y Toledo. ¡Era el 80% del presupuesto del Inpe!

Según declaró el conductor televisivo Ángel Ganoza Sousa al semanario H-13 (11/3/16): “Iba a la oficina de Blanca Rosales (nota: otrora mano derecha de Mohme y la funcionaria de la PCM que asignaba la publicidad estatal) a tratar el tema y ella me decía que no me podía dar publicidad porque no estábamos afiliados a Ibope. Finalmente, por un tema de afinidad, me daba una pauta pequeña (…) durante 27 años que tiene este Canal (RBC-11), el Estado nunca le dio un sol y, sin embargo, este gobierno le ha dado cerca de 4’000,000 de soles en publicidad que los traje yo (…)”. O sea, publicidad estatal por “afinidad”. También el mismo H-13 denunció (febrero de 2015) que Fernando Valencia (director de D-16), Manuel Robles (el mandamás de Diario 1/La Primera) y Charlie Castro (subdirector de LR) visitaron muchas veces, entre julio de 2013 y octubre de 2014, a la Rosales. Según H-13, al momento de esa nota, Diario 16 y D1 habían recibido poco más de un millón de soles en publicidad estatal (ambos con tirajes inferiores a los 10 mil ejemplares y casi sin publicidad privada), mientras que LR había percibido unos US$7 millones.

Y sin irse al pasado, quisiera ver si hoy en día La República podría sobrevivir sin publicidad estatal, que es la que más uno observa de lejos en sus páginas...