Copa América

¿Y las planillas del BID y PNUD?

“Hoy San Marcos es bastante más apolítico, muchísimo más descafeinado y el espacio rojimio que ocupaba antes lo tiene la PUCP, que se ha escorado aún bastante más hacia lo ‘progre’ desde que estudié allí”.

PUCP

(Perú21TV)

¿Y las planillas del BID y PNUD? (GEC)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

-¿Por qué Allan Wagner, de la ONG Transparencia, no le exige al Gobierno que publique la lista de asesores de la PCM y Presidencia que son pagados por el BID y el PNUD, en planillas desconocidas para el público? ¡Por transparencia, precisamente! Y, congresistas, ya saben: las reformas constitucionales TIENEN que ser no solo al gusto de Salvador del Caviar, sino también de Gerardo Távara (ONG Transparencia). Él es la nueva conciencia de la nación.

-Cómo cambian las cosas… Años atrás, San Marcos era LA universidad roja, un claustro totalmente dominado por el pensamiento marxista, donde el rojerío le era inoculado a los alumnos por un profesorado muy izquierdista y activista. Hoy San Marcos es bastante más apolítico, muchísimo más descafeinado y el espacio rojimio que ocupaba antes hoy lo tiene la PUCP, que se ha escorado aún bastante más hacia lo ‘progre’ desde que estudié allí. Era entonces ya bastante caviarona y hasta muy rojimia (como la Facultad de Sociales), pero encontrabas bastantes profesores de otras tendencias, no existían hegemonismos ideológicos académicos y el alumnado votaba a menudo por opciones distintas a las izquierdistas para representarlos en tercios y centros federados; hasta le ganaba la FEPUC a los rojos. Hoy, por lejos, la PUCP es la universidad más izquierdista, más ‘progre’ del país (o por lo menos de Lima) en todos los sentidos, junto a la jesuita Ruiz de Montoya. Tener a un hijo estudiando hoy en la PUCP es comprarte bastantes tickets para que se te convierta en un inmamable ‘progre’ izquierdista, uno de esos insoportables sujetos “políticamente correctos”, con mentalidad de oenegero y feminazi, con el riesgo de que eso pase de ser una fiebre de juventud que la vida te cura. ¡Y encima no es nada barata, como por lo menos lo era en mi época.

Tags Relacionados:

PUCP

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada