Odebrecht pagará una bicoca

“Este convenio va a quedar en la galería de los convenios más discutibles de nuestra historia, junto al Contrato Dreyfus pierolista o el Acuerdo Mercado/De La Flor-Green velasquista”.

Odebrecht

Odebrecht dejará de participar en obras por más de 10,000 millones en México. (Foto: AFP)

Odebrecht dejará de participar en obras por más de 10,000 millones en México. (Foto: AFP)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

-No me vengan con que no se puede criticar al acuerdo del fiscal Pérez con Odebrecht porque si no, resulta que uno así ayuda a que no se revelen los nombres de los corruptos. No jodan. Yo, que fui una víctima profesional de los brasileños y uno de los primeros en denunciarles, tengo todo el derecho a opinar que me parece una burla que esos delincuentes queden impunes, puedan seguir trabajando en el Perú y encima nos indemnicen con la bicoca de S/610 millones a pagar en 15 años (las últimas armadas van a ser de risa a valores monetarios actuales) cuando nos han provocado perjuicios por miles de millones de dólares. Este convenio va a quedar en la galería de los convenios más discutibles de nuestra historia, junto al Contrato Dreyfus pierolista o el Acuerdo Mercado/De La Flor-Green velasquista.

-En clave de humor negro, siempre he pensado que me preocuparía muchísimo ser popular en el Perú. Observo cómo una encuesta registra que ha subido la popularidad de Salaverry y me reconforto en mi creencia. Es que nuestro “país” siempre ha engendrado personajes muy sinuosos, desde el auroral Felipillo hasta Mariano Ignacio Prado, que nos metió en la guerra con Chile (cuando debió declararse neutral) y luego se fue irresponsablemente del Perú en plena guerra. Sin embargo, regresó años después sin problemas y se murió tranquilamente en Lima. En un país de verdad, digno, le hubieran fusilado apenas bajase del buque. ¿Y acaso no vemos a coleguitas que fueron asesores y funcionarios del fujimorismo y ahora son los antifujimoristas acérrimos de Mohme? Salaverry era un keikista furibundo y se le volteó a su lideresa en cuanto esta cayó en desgracia. Eso no es digno de encomio (como leo en algunos colegas), ni de aprobación popular por sondeos, sino de desprecio.

Tags Relacionados:

Odebrecht

Lava Jato

Ir a portada