Expolio en medicamentos

“El Microser (caja) cuesta aquí S/103. En Madrid, S/10.50 redondeados (2.70 euros. a S/.3.85 por euro. Marca Serc). El Diovan (80 mg) cuesta aquí S/175. En Madrid, S/31.50 (8.15 euros)”.

ACUERDO TRANSPACÍFICO. Se espera no perjudique la disponibilidad de medicamentos genéricos. (Reuters)
Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Hoy dejemos la agobiante política criolla y tratemos dos temas relevantes: salud y defensa. Hace bien la ministra de Salud en ponerse brava con la concertación de precios en medicamentos, pues nuestros precios locales son de escándalo. El Microser (caja) cuesta aquí S/103. En Madrid, S/10.50 redondeados (2.70 euros, a S/3.85 por euro, marca Serc). El Diovan (80 mg) cuesta aquí S/175. En Madrid, S/31.50 (8.15 euros). El Eutirox (75 mg) cuesta aquí S/51. En Madrid, S/15.50 (4 euros). El Zyloric (100 mg) cuesta aquí S/49. En Madrid, S/6.50 (1.67 euros). Y si compras medicamentos genéricos, estos son baratísimos y de primera calidad, con bioequivalencia y biodisponibilidad aseguradas. Por eso uno encuentra allá a tantos turistas latinoamericanos comprando tantos medicamentos. Entiendo que este sea un mercado más pequeño y que el IGV-IVA es menor allá (4% para medicamentos). ¡Pero nada justifica esa diferencia abismal! Y allá, un excelente seguro privado de salud te cuesta anualmente menos de la mitad del mejor de aquí.

Pasemos a defensa: en el Perú se ignora que desde el año pasado ya no podemos comprar armas rusas, pues EE.UU. aplica automáticamente duras sanciones a los países y funcionarios que hagan estas transacciones, aplicando la CAATSA (Countering America’s Adversaries Through Sanctions Act). Acaban de hacerlo hace poco con China. Siendo ruso gran parte de nuestro armamento, esto nos afecta seriamente para comprar nuevos equipos o repuestos. Cualquier militar o funcionario que haga una transacción con Rosoboronexport (la agencia rusa de venta de armamentos) se verá en serios aprietos. Nuestros ministros de Defensa y militares han estado calladitos sobre este tema tan estratégico, que me imagino debe tener especialmente acongojado al coleguita Ángel Páez.

Tags Relacionados:

Armas

Medicamentos

Ir a portada