¡El doble rasero nunca fallará!

“Piénsenselo mucho aquellos que quieran entrar en ese mundo. Así seas un santo, te jugarán la pelota con todo. Peor aún si antes ya habías acumulado tantas millas como Keiko y te habías ganado enemigos”.

Keiko Fujimori

Así reaccionó Keiko Fujimori tras escuchar el pedido de prisión preventiva en su contra. (Poder Judicial)

¡El doble rasero nunca fallará! (Poder Judicial)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

¿Existe algún sorprendido por los 36 meses de prisión preventiva impuestos a Keiko? Such is politics! ¡Así es la política! Muy esperable. Cuando el político está abajo, le hacen polvo con la máxima crueldad (siempre que no sea de izquierda). En toda la historia universal ha sido así, revísenla. Lean a Basadre sobre el pueblo peruano: arrastrado en las cadenas, feroz en el tumulto (o algo así). Por eso, piénsenselo mucho aquellos que quieran entrar en ese mundo. Así seas un santo, te jugarán la pelota con todo. Peor aún si antes ya habías acumulado tantas millas como Keiko y te habías ganado muchos enemigos (gratuita y tontamente). Y encima ya habías caído tan antipática que casi todos te habían puesto la cruz. Todo el circo romano estaba montado: un fiscal prejuicioso (con el ‘Moqueguazo’ de Vizcarra y Madre Mía de Ollanta no fue tan achoradito ni tan persistente cuando tuvo cerca a esos casos); un juez exhibicionista (y tan raro en su personalidad como el fiscal); funcionarios excitados por las cámaras de TV; un proceso legal que es una vergüenza por su lentitud medieval; una opinión pública con las pasiones encendidas; una prensa que se dedicó a echarle aún más gasolina a esas pasiones –Mohme, ojalá que no te crucifiquen tanto alguna vez– con bastante mala leche, sensacionalismo, revanchismo y ningún respeto por las comunicaciones privadas; unas ganas generalizadas de apuñalar a algún chivo expiatorio por tanta indignación justificada con la corrupción; unas ganas de encontrar héroes (pronto verán a juez y fiscal en la política. Se los vaticino); mucha sed natural de justicia; un proceso alimentado adrede e implacablemente desde una ONG para desmantelar al adversario político... Y claro, el doble rasero de siempre. Este país está muuuy enfermo...

Tags Relacionados:

Keiko Fujimori

Ir a portada