¡CSM es más veloz que Flash!

“En la llamada de CSM se aprecia que este juez sabía ya el número del expediente, así que cabría pensar que Ríos estuvo detrás de toda esta exhibición de velocidad en su corte con respecto a este caso de CSM”.

César San Martín

El vocal supremo César San Martín habló con Walter Ríos para acelerar un trámite de su familiar. (Perú21)

¡CSM es más veloz que Flash! (Perú21)

Perú21

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Algunos elementos claves sobre el evidente tráfico de influencias cometido por el vocal supremo César San Martín (CSM) al llamar al juez Walter Ríos para que este ejerza presiones a su favor:

1) El ex vocal supremo Hugo Sivina DEBE inhibirse del Comité de Ética Judicial que juzgará a CSM, dado que trabaja actualmente en el Estudio Ugaz, el mismo bufete donde CSM laboró durante largos años (como lo hizo también, brevemente, su hijo). 2) La demanda (interdicto) de CSM fue contenciosa. Se intenta minimizarla, aduciéndose falsamente que es un caso no contencioso (sin pleito). 3) Esta demanda se presenta el martes 2 de mayo de 2017 en la Corte Superior del Callao, liderada por el detenido juez Walter Ríos. Y esta misma demanda se admite el miércoles 3. ¡Al día siguiente! Ese trámite normalmente toma 20 días. ¡Primer récord! 4) A los muy pocos días, el DOMINGO 7 de mayo, se hace efectivo el apercibimiento. ¿El PJ trabaja un DOMINGO? ¡Y esto sin cumplirse los tres días hábiles exigidos por la ley! ¡Segundo récord! 5) El martes 13 de junio de 2017 ya se da por contestada la demanda. A poco más de un mes. ¡Tercer récord! 5) El martes 4 de julio se realiza la audiencia. A menos de un mes. ¡Cuarto récord! 6) En solo 13 días útiles, el viernes 21 de julio de 2017, se resuelve todo a favor de CSM. ¡Quinto récord! ¡Tenemos aquí un proceso contencioso que SOLO dura dos meses y medio! 7) En la llamada de CSM se aprecia que este juez sabía YA el número del expediente, así que cabría pensar que Ríos estuvo detrás de toda esta exhibición de velocidad en su corte con respecto a este caso de CSM.

¿Los supremos Prado Saldarriaga y Lecaros, muy cercanos a CSM, van a seguir con que fue “una falta”? ¡Hasta Beatriz Merino ha pedido que CSM renuncie a la Corte Suprema! ¿Y el Dr. Ugaz? Callado.

Ir a portada