Antauro asoma

“No qué tanta posibilidad tendría un personaje tan psicópata como Antauro en Lima o el norte, pero podría arrasar en el sur. Incluso el hermano casi gana las elecciones con el discurso chavista en 2006”.

Antauro Humala

(César Fajardo/Perú21)

Antauro asoma. (César Fajardo/Perú21)

César Fajardo/Perú21

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Antauro Humala suelta un video de campaña por WhatsApp y las expresiones de terror son extendidas. ¿Recién se dan cuenta de lo que se puede venir? Y eso que no todos se percatan: este domingo leí a un columnista republicano sostener prácticamente que Aduviri es de derecha y prosistema...

Las condiciones aquí están casi dadas: políticos quemados, élite económica desprestigiada, ola mundial fascistona, incredulidad con la democracia representativa, exigencia de “mano dura” contra el crimen, exagerada desaprobación ciudadana a todo lo que se mueve, prensa irresponsable por lo escandalosa, corrupción generalizada, nacionalismos xenófobos, partidos desintegrados, instituciones inexistentes, Estado fallido en obras públicas y servicios, anomia… Solo falta una crisis económica y ya tendremos aquí un criollo Weimar 1932 o una Venezuela 1998. Miren nomás a Brasil: el hartazgo va casi seguramente a colocar a Bolsonaro en el poder este domingo (lo único bueno de eso es que es ‘priceless’ leer la desesperación de la progresía mediática, intelectual y artística mundial. Y también que parece que va a aplicar sin asco un programa económico liberal a lo Chicago Boys, lo cual será una delicia de concretarse). Lo malo aquí es que el nacionalismo peruano tira hacia la izquierda telúrica (los caviares son más bien veteranos burgueses cosmopolitas, curtidos onegeneros que viven de la teta externa y niñitos hípsters, hipposos y bicicleteros) y a lo andino rechazado por lo costeño, por lo que se basa en el resentimiento y el odio. No qué tanta posibilidad tendría un personaje tan psicópata como Antauro en Lima o el norte, pero podría arrasar en el sur. Incluso el hermano casi gana las elecciones con el discurso chavista en 2006. ¡Gracias, PPK y Keiko!

PD: Y el juez San Martín sigue pasando piola…

Tags Relacionados:

Antauro Humala

Ir a portada