El sur...

“Mientras Lima se mira el ombligo y se ahoga en sus odios, en el sur han sido elegidos gobernadores regionales muy cercanos a Evo Morales en Tacna, Puno, Moquegua y Arequipa”.

Candidato Elmer Cáceres amenaza con denunciar a periodistas. (Miguel Idme/Perú21)

Candidato Elmer Cáceres amenaza con denunciar a periodistas. (Miguel Idme/Perú21)

Candidato Elmer Cáceres amenaza con denunciar a periodistas. (Miguel Idme/Perú21)

Candidato Elmer Cáceres amenaza con denunciar a periodistas. (Miguel Idme/Perú21)

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

Mientras Lima se mira el ombligo y se ahoga en sus odios, en el sur han sido elegidos gobernadores regionales muy cercanos a Evo Morales en Tacna (Tonconi), Puno (Aduviri), Moquegua (Zenón Cuevas) y Arequipa (llamémosle “eso”). Con tales resultados, vamos a tener un sur muy problemático para los próximos años, con radicalismo, antilimeñismo (hasta el fútbol local ha exacerbado eso con ese gol injustamente no cobrado a favor del Melgar) y demagogia a forro. Y varios de ellos y de otros lados con mucho perfil antiminero. Por lo pronto, “eso” que han elegido en Arequipa ha anunciado que es totalmente opuesto al proyecto Tía María y que va a apretar aún más a Cerro Verde, que ha sido la vaca lechera de los arequipeños en estos años. Similar tónica prohibicionista ha expresado el acciopopulista nuevo gobernador cajamarquino Mesías Guevara sobre Conga en Cajamarca (algo que no debe asombrar, pues Lescano y él son rojos y no los típicos románticos desarrollistas belaundistas), así que olvídense de que el gigantesco cinturón cuprífero cajamarquino (Conga, Galeno, Cañariaco, Michiquillay y La Granja) se va a desarrollar, para la satisfacción de los chilenos ante un necio competidor vecino que se niega a explotar sus riquezas, mientras las minas de ellos ya se están agotando. Y para no desafinar, el también electo gobernador de Apurímac Baltazar Lantarón, ex acciopopulista, ha declarado que va a escudriñar al proyecto Las Bambas (aunque Lantarón es mil veces mejor que el rojo Michael Martínez, que quedó segundo). Con un sur así y un norte cada vez más malhumorado por los retrasos en la reconstrucción (y ojalá que no haya un nuevo fenómeno de El Niño este año, como ya lo anuncian en Colombia), Vizcarra va a tener que lidiar muy fino.

Ir a portada