Aldo Mariátegui: Un criminal no es una celebridad

“¿No se percatan de que han ofendido la sensibilidad de muchos, que esas fotitos de niña candorosa y de grácil bailarina, junto a ese texto medio perdonavidas, pueden generar hasta simpatías?”

Maritza Garrido Lecca

Maritza Garrido Lecca (USI)

Maritza Garrido Lecca (USI)

USI

Aldo Mariátegui
Aldo Mariátegui

-Dedicarle la última portada y 19 páginas interiores de una publicación reciente a la terrorista Maritza Garrido Lecca solo tiene parangón –por ser una necedad peligrosa– con esa cobertura similar, de tipo estrella de rock, hecha por la revista gringa Rolling Stone a Dzhokhar Tsarnaev, uno de los dos dementes hermanos que detonó una bomba durante la Maratón de Boston, o a esas glorificaciones que varias veces se han dado (polos, reportajes, pósters, canciones) con el bestial asesino múltiple Charles Manson.

Esa “gente” no son celebridades; son CRIMINALES, que encima no se han arrepentido. ¿No se percatan de que han ofendido la sensibilidad de muchos, que esas fotitos de niña candorosa y de grácil bailarina, junto a ese texto medio perdonavidas, pueden generar hasta simpatías en estas nuevas generaciones que no sufrieron y que no asistieron a muchos velorios? ¿Qué sigue, que esta delincuente subversiva salga modelando algún traje chic en la portada de una revista de sociales o que le hagan una película, subsidiada con nuestras entradas, por el Ministerio de Cultura con la nueva Ley de Cine? ¿Se llamará ”Maritza & Abimael”, cual “Bonnie & Clyde”? ¿O “Maritza Superstar”? ¿Tanta cobertura dada a esta senderista solo porque es una blanquita guapetona, de apellido compuesto, que “se descarrió” de su vida burguesa? Cuidado, que estamos facilitando el regreso del monstruo senderista con estas candideces.

-Esta es la mejor evaluación que se puede hacer al tan reclamón maestro público peruano: según IPAE, solo el 15% de los estudiantes de secundaria entienden lo que leen. Y solo el 9% puede resolver problemas de matemáticas. Es que, observando actuar a Pedro Castillo, mejor es que miren Discovery o NatGeo. Son guarderías, no colegios. Son guardianes, no maestros.

Tags Relacionados:

Maritza Garrido Lecca

Ir a portada