(USI)
(USI)

La semana anterior dijimos que, para competir con empresas grandes, la clave es la flexibilidad pues las micro y pequeñas empresas pueden adaptarse más rápidamente y responder de manera más específica a lo que demandan sus clientes.

Cuando se trata de enfrentar a las empresas medianas, la clave es la diferenciación. En este caso, hay que buscar darle un giro a nuestro emprendimiento que nos permita ser una opción atractiva e interesante para el usuario.

Para lograrlo debe:1. Preguntar siempre qué valora la gente.2. Identificar qué puede ofrecer y los demás no.3. Recoger la opinión de los demás acerca de su negocio.4. Desarrollar una estrategia de valor y mantenerla.

CONSULTAJéssica Vílchez, gerente general de la marca de ropa para niños Underkids.

¿Hace cuánto tiempo tiene la empresa?Diseño ropa para bebés y niños desde hace cinco años, y siento que cada vez me va mejor en el mercado.

¿A qué factores atribuye su éxito?Todo lo que se hace con gusto y amor sale mejor. Nos preocupamos por el más mínimo detalle en cuanto a diseño y calidad para que la gente tenga el mejor producto. La idea es que no solo se vean bien, sino que le duren las prendas.

¿Cómo ha logrado posicionar su marca?Interactuamos mucho en las redes sociales. De esta forma hemos reunido una cantidad de seguidores fieles que siempre están al tanto de las novedades. Además, les hacemos saber a los clientes que nuestros productos son 100% de algodón peruano, lo cual es un valor agregado.

¿Qué hace para que recuerden a Underkids?A través del Facebook organizo promociones y sorteos. También enviamos saludos por festividades, mandamos nuestras colecciones y les damos a nuestros clientes un trato personalizado. Eso hace que se sientan cómodos con nosotros.

¿Alguna vez la competencia la llevó a pensar en dejarlo todo?No por la competencia, pero sí por una estafa. Luego pensé que nada es fácil y que debo confiar en mí.

OPINA.21Cecilia Mircin, Arellano Marketing.

IDENTIFIQUE VACÍOSPara que nuestro negocio crezca, hay que pensar más allá de fabricar y, luego, 'cazar' compradores. Debemos identificar los vacíos en el mercado para innovar en productos y proponer experiencias de compra y uso acordes.

El reto es estar constantemente atentos a las oportunidades que muchos no ven porque competir con empresas medianas implica 'ir un poco más arriba de la montaña para darle un vistazo al campo de batalla del mercado'.

Un ejemplo sencillo de diferenciación son las tiendas de ropa para tallas extragrandes porque ofrecen productos orientados a una necesidad que, escasamente, es atendida por las tiendas tradicionales. Si, además, suma calidad de servicio y variedad, tendrá éxito.

Apuntar a emprender un negocio viendo las necesidades que su competencia no satisface es una manera inteligente de entrar al mercado, ya que beneficiará a los usuarios, los cuales serán fieles a su marca.