Protestas dejan seis muertos. (Reuters)
Protestas dejan seis muertos. (Reuters)

EL CAIRO (Agencias).– El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, ordenó el toque de queda y el estado de emergencia durante treinta días en las provincias de Port Said, Suez e Ismailiya, afectadas por los últimos actos de violencia.

En un mensaje a la nación difundido por la televisión estatal egipcia, Mursi instó también a las fuerzas políticas a mantener hoy una reunión para dialogar e intentar salir de la crisis que atraviesa el país.

Seis personas murieron y más de 460 resultaron heridas ayer en disturbios en Puerto Said, en una segunda jornada de violencia tras las condenas a muerte de 21 seguidores de un equipo de fútbol local luego de una gresca en un estadio.

"Siempre he estado en contra de medidas excepcionales, pero me he visto obligado a hacerlo", dijo Mursi.