INCIDENTE SUPERADO. Presidente ecuatoriano consiguió también el relevo del embajador peruano. (AFP)
INCIDENTE SUPERADO. Presidente ecuatoriano consiguió también el relevo del embajador peruano. (AFP)

El gobierno ecuatoriano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, anunció la terminación de funciones del embajador en Lima, Rodrigo Riofrío. Precisa que esta decisión ha sido tomada a pedido del propio embajador.

El comunicado fue difundido en horas de la noche y señala también que en los próximos días se designará al sucesor. El gobierno de Rafael Correa resaltó la carrera diplomática de Riofrío y agregó que será destinado a otro país.

De manera paralela, en Lima, la Cancillería peruana anunció también el cese en funciones del embajador peruano en Quito, Javier León Olavarría, quien asumirá otras funciones diplomáticas. En su comunicado, Torre Tagle destaca el relevo de Riofrío y reafirmó su voluntad de fortalecer las relaciones bilaterales.

Horas antes, Correa había advertido, en Twitter, que no permitirá que se afecten las relaciones entre Perú y Ecuador, pero añadió que no aceptará que "se sacrifique la verdad", en el caso del embajador, quien agredió física y verbalmente a dos mujeres en un supermercado de Magdalena.

Sin embargo, lejos de llegar a una solución amigable, Correa lo defendió, asegurando que Riofrío fue agredido por dos mujeres y que si no lo recibían en el Perú, Ecuador tampoco recibirá a nuestro embajador –también llamado en consulta– en Quito.

RESPONDE A BOZZOCorrea también le respondió ayer a la conductora de televisión Laura Bozzo, quien el domingo le dijo "infeliz" y "maltratador" en una entrevista radial. "¡Qué inmerecido homenaje! ¡Ahora sí estoy seguro que estamos haciendo lo correcto!", dijo el mandatario.

Bozzo había calificado a Riofrío de ser un digno representante del jefe de Estado ecuatoriano, "un presidente machista que lo único que hace es daño a su país". Esto debido a que Correa impidió que su programa se difunda en su país.

Quien sí trató de poner paños fríos a este problema bilateral fue el vicecanciller ecuatoriano Marco Albuja, al sostener que el caso se superará muy pronto.

"Le apuesto horas, o días, no debe pasar de esta semana, el que demos por superado totalmente el incidente. Se tomarán las decisiones que se deban tomar".

Insistió en que "este lamentable hecho humano no puede convertirse en un lamentable hecho diplomático".

¿Y EL PRESIDENTE?El legislador aprista Mauricio Mulder había asegurado que la capacidad de persuasión del presidente Humala "es cero" frente a su colega ecuatoriano. "El que hizo el escándalo fue el embajador y ha insultado a nuestro país y a sus mujeres. Correa no puede imponer a un embajador que ya no es grato en el Perú. El presidente tiene que hacerse respetar y hacer respetar al Perú", exigió.

En tanto, el oficialista Teofilo Gamarra señaló que Humala no habla porque guarda "un silencio de estadista". "El presidente se está comportando como un buen estadista, porque en estos casos no se deben emitir opiniones apresuradas. Hay políticos que han querido que el presidente 'pise el palito'", dijo.

Esta expresión solo motivó la burla de sus colegas.

TENGA EN CUENTA

- El Colectivo Alternativa Verde denunció al embajador Riofrío ante la Fiscalía, pese a que cuenta con inmunidad.

- Al cierre de esta edición, el presidente Correa hizo un llamado "a no perder la calma y seguir recibiendo con brazos abiertos a nuestro hermanos peruanos".

- Correa respondió, vía Twitter, a un seguidor que señaló que existe un sensación de "antiecuatorianidad" en el Perú.