(Anthony Niño de Guzmán)
(Anthony Niño de Guzmán)

tiene 10 años como congresista y se alista para iniciar su tercer período postulando a la segunda vicepresidencia del Congreso en la lista que encabeza Luz Salgado. Aclara, empero, que su participación no implica un matrimonio y tampoco un concubinato de su partido con el fujimorismo, al que –sostiene– hay que darle el beneficio de la duda respecto de su compromiso de no obstaculizar la gestión del próximo gobierno.

¿Cómo recibe esta postulación a la Mesa Directiva?Estoy muy agradecido y reconocido con Dios, con mi partido y con mis compañeros que han creído en la promoción de gente joven. Participar en la próxima Mesa Directiva conlleva una enorme responsabilidad. El Congreso necesita ser más dinámico con miras a reencontrarse con la población que lo ve distante.

¿No lo desanima ir con el fujimorismo? Algunos de sus colegas creen que habrá un manejo autoritario…No estamos en una alianza política para llegar a acuerdos en torno a algunos temas que puedan ir cerradamente con los fujimoristas, se trata de temas estrictamente parlamentarios. Yo llego con la ilusión de que se elija al defensor del Pueblo, de que se discutan leyes importantes de reforma electoral y constitucional, y que hagamos una labor de fiscalización, lo que no significa ser obstruccionistas.

Siempre se ha hablado de una alianza aprofujimorista, ¿su participación en la Mesa Directiva no lo confirma?Nosotros no nos hemos casado con el fujimorismo.

¿Tampoco hay concubinato? Tampoco, y no entiendo por qué ver el tema desde el lado más negativo. El fujimorismo es una fuerza importantísima y el Apra un partido institucional con muchísima historia, y lo tenemos muy claro: el acuerdo en el Parlamento es para dirigirlo, no significa que trabajemos para hacer oposición dura a este gobierno.

Considerando que hay una actitud confrontacional entre Fuerza Popular y el futuro gobierno, ¿no se siente entre dos fuegos?Nosotros no guardamos ese duelo. Vamos a apoyar todo lo que consideremos bueno para el país, no apoyaremos lo que creamos que no es positivo.

¿Qué opina de la postura del fujimorismo respecto del partido de gobierno?Es una decisión que le corresponde, en cuanto a pros y contras, estrictamente a Fuerza Popular; es el rol que le ha dado el pueblo a través de sus votos. Nosotros tenemos experiencia suficiente para decir con la voz, y luego con el voto, lo que es mejor para el país.

¿Le parece una actitud madura? ¿No debe haber diálogo?Es importante el diálogo. Sobre todas las discrepancias, producto de un momento duro que fue la campaña, hay que voltear la página.

¿El fujimorismo lo ha hecho? Debería, en todo caso, ser volteada completamente por el país, pero eso corresponde a los criterios de Fuerza Popular. He escuchado al vocero Galarreta decir que no serán obstruccionistas, habría que darles el beneficio de la duda y creer que será así. Menos mal todo es público y la prensa puede dar cuenta de si se está cumpliendo con ese rol fiscalizador pero con talante positivo, o tal vez no, lo veremos.

¿La Comisión de Presupuesto debe ser presidida por el partido de gobierno? En 10 años que tengo de congresista he visto que eso corresponde al partido de gobierno, pero al final no veo cuál sea la diferencia por la proporcionalidad de las fuerzas políticas. El fujimorismo tendrá mayor número de integrantes en la comisión, así es que, presida o no, será determinante a la hora de aprobar la Ley General de Presupuesto.

¿Se siente cómodo con la fujimorista Rosa Bartra y su reivindicación del autogolpe del 5 de abril de 1992?Llego (a la Mesa) para representar a mi partido, no voy con predisposición. Y si mi colega y paisana tuvo una declaración desafortunada, no le pongo mala fe; la gente se puede equivocar y tiene derecho a equivocarse.

¿Avala esa reivindicación?Para nada. Viví ese 5 de abril y fui testigo cuando las tanquetas irrumpieron en el local de mi partido, vi cómo la democracia se resquebrajaba en el primer poder del Estado. Yo soy fruto de la democracia. Por más defectos, intolerancias, problemas que puedan existir, el romper el orden constitucional y el Estado de Derecho no puede ser alabado, halagado y justificado. Yo para nada comparto (esa declaración). Es una opinión estrictamente personal que yo, por lo menos, para nada comparto.

¿Cree que debería reconsiderarse su candidatura?Si no hubiéramos tenido la aclaración de Luz Salgado, no fuéramos integrantes de esa Mesa Directiva. (…) Ella ha dicho que no es un tema que ellos compartan, ellos están distanciados de esa posición.

¿Y cuál es su postura sobre el indulto a Alberto Fujimori?Tendrá que verse en su momento. Hoy no es conveniente plantear ese tema, hay otras cosas que demandan urgente tratamiento a nivel del Congreso y del Ejecutivo, como los temas de inseguridad ciudadana, reactivación económica, descentralización, reformas electorales que tienen importancia mayor.

AUTOFICHA

  • "Nací en La Libertad. Mi padre no es militante con carné, pero es aprista de corazón. La primera vez que llegué al Congreso fue en el primer gobierno aprista, cuando el ministro de Justicia Carlos Blancas impulsó el Parlamento de niños. Yo vine como niño diputado, tenía 12 años".
  • "Soy abogado. En el Apra he sido secretario general de la Juventud de La Libertad y también regidor provincial. Alan García es el mejor cuadro que tenemos en el partido, un hombre de muchísima experiencia; no ha acabado su ciclo político".
  • "Enrique Cornejo es una buena carta técnica para la alcaldía de Lima o para ministro, lo avalo al 100%, pero en el tema partidario (secretario general) aún tengo que convencerme de la capacidad que debe tener de caminar todo el Perú y trabajar en esta grave situación del partido".

TAGS RELACIONADOS