Elecciones y decepciones
Elecciones y decepciones

Me robé el título del artículo del interesante libro de Alfredo Torres que acabo de terminar de leer. El libro presenta mucha información y análisis, por lo que es difícil reseñarlo con justicia en un breve artículo periodístico. Incluye una descripción de los procesos electorales de los últimos 40 años, un recuento de la transformación demográfica, económica, social y política en ese período, un análisis de lo que hay detrás del comportamiento del elector peruano, para terminar con un estudio de las amenazas y retos que enfrentamos como país. Es fácil su lectura y muchos de los capítulos se pueden leer en forma independiente, en función de los intereses del lector.

Al menos el capítulo sobre crecimiento económico y condiciones de vida debería de ser lectura obligada de nuestros periodistas y electores, particularmente los más jóvenes, para que no se dejen engañar por los políticos oportunistas que abundan en esta elección y mienten constantemente en entrevistas y presentaciones públicas. Incluye cifras que sustentan el importante progreso que ha experimentado el país en los últimos 30 años gracias a la Constitución de 1993, a las reformas estructurales de la primera mitad de los noventa y al buen manejo macroeconómico. El PBI per cápita se incrementó en 5.4 veces, la pobreza se redujo a un tercio y la calidad de vida de los peruanos mejoró notablemente, aumentando el acceso al agua potable, luz y equipamiento de los hogares. La pandemia ha significado un importante retroceso y para recuperarnos necesitamos elegir bien, pero sin negar lo avanzado.

Contiene también un análisis muy interesante de las características del elector peruano, de lo que busca de un candidato, de sus tendencias ideológicas y de su comportamiento a la hora de votar. Somos votantes complejos, desencantados con la política, pragmáticos pero que votamos por impulso, todavía buscando a un caudillo que resuelva los problemas. Un plus del libro es el test de orientaciones políticas, económicas y sociales que permite clasificar nuestras posiciones ideológicas dentro de estas tres dimensiones.

El último capítulo presenta los retos que enfrenta el país para revertir la crisis que nos aqueja y la importancia de elegir bien, evitando dejarnos embaucar por políticos deshonestos “que ofrecen soluciones mágicas a problemas complejos”. Como bien indica el autor, en dos meses enfrentaremos uno de los procesos electorales más complicados de nuestra historia, ojalá que el título del libro no sea premonitorio de una nueva decepción electoral. Reitero mi recomendación de leerlo.

TAGS RELACIONADOS