Resultados serán ajustados. (Reuters)
Resultados serán ajustados. (Reuters)

CARACAS (DPA).– El chavismo y la oposición en Venezuela se preparan para medir fuerzas mañana en las elecciones municipales que son consideradas de gran importancia para el país petrolero, ya que podrían servir como barómetro para medir la popularidad del presidente Nicolás Maduro.

Los opositores aseguran que estas elecciones son una oportunidad para que la población castigue la gestión de Maduro, a quien culpan por la elevada inflación, la escasez y de otros problemas crónicos de Venezuela como la inseguridad.

Existe un alto nivel de polarización, como suele ser habitual en Venezuela, y según distintos estudios de opinión la abstención rondará el 30 %.

Para muchos opositores, un triunfo podría representar el primer paso para un cambio de gobierno o al menos un golpe a la legitimidad de Maduro, quien se impuso por menos de 1.5% en las elecciones presidenciales de abril al opositor Henrique Capriles Radonski.